La directora del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), Gabriela Castellanos, expresó que funcionarios hondureños que son señalados e investigados por su supuesta participación en actos de corrupción deben ser separados de sus cargos.

“Toda persona que nosotros hemos señalado desde el CNA y que el Ministerio Público (MP) ha presentado requerimiento fiscal y ha judicializado la causa, todos esos funcionarios deberían ser separados del cargo hasta que terminen las investigaciones”, manifestó Castellanos.

Asimismo, dijo que “para que se ponga fin a los altos índices de impunidad, los culpables de la corrupción deben ser llevados a la cárcel, en acciones ejemplares para la sociedad.

Castellanos mencionó que, “ya se sabe que existen casos de inmoralidad pública, lo importante es actuar para que se haga justicia”.

Además, es de la opinión que, “es importante que los operadores de justicia sean equilibrados, ecuánimes, que se presten a la justicia como es su responsabilidad constitucional, y al final lo que como población esperamos es que baje la impunidad y que toda persona que ha manejado presupuesto público y se lo han quedado en sus bolsillos particulares paguen con cárcel”.

Lo anterior, luego de consultársele sobre la decisión de un juez que dictó casa por cárcel a los imputados en el caso “Caja Chica del Hermano”.

“No es posible que muy pocos disfruten de un bienestar ajeno y que más del 60 por ciento de la población esté en pobreza y que los hospitales no tengan medicamentos ni equipo necesario para atender a la población”, reiteró Castellanos.

Publicidad