El equipo técnico del Fondo Monetario Internacional conclu­yó su visita a Honduras, y en un comunicado destacó la solidez fi­nanciera de la macroeconomía, el bajo déficit del sector público y apunta a la negociación de un programa económico respaldado por un acuerdo con el organismo.

Un equipo del FMI encabeza­do por Esteban Vesperoni visitó Tegucigalpa del 12 al 16 de no­viembre para evaluar el compor­tamiento de la economía hondu­reña desde la consulta de Artícu­lo IV de mayo del 2018 y las pers­pectivas a mediano plazo.

“Las condiciones macroeco­nómicas siguen siendo sólidas y se prevé que el crecimiento sea estable en los próximos años”, según Vesperoni. Apuntan que “después de un rápido crecimien­to en 2017, se espera que la activi­dad económica alcance 3.5% es­te año, cercano a su tendencia. En un contexto de precios del pe­tróleo elevados, la inflación inte­ranual a octubre fue de 4.7%, den­tro del rango meta de inflación del Banco Central de 4 (+ -) 1%”.

Destacan que la posición fis­cal sigue anclada por la Ley de Responsabilidad Fiscal, y se es­tán implementando medidas pa­ra contener la situación finan­ciera de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica.

Estiman que en 2018 el déficit de cuenta corriente de la balan­za de pagos sea de 3.2% del PIB. “La misión y las autoridades han acordado continuar conversacio­nes conducentes a la negociación de un programa económico res­paldado por un acuerdo con el FMI”, apuntó Vesperoni en un comunicado.

Publicidad