Omar Cruz es guía de turistas en México y en cada tour que realiza para algún visitante de Centro o Sudamérica le hacen la misma pregunta ¿dónde se encuentra la vecindad del Chavo?

“Toda la gente que llega de cualquier país de Latinoamérica quiere saber sobre la ubicación de la Vecindad de “El Chavo del 8″ y acerca de la torta de jamón”, expresó Cruz en entrevista para Infobae.

Aunque la figura de Roberto Gómez Bolaños ” Chespirito”, quien diera vida por décadas al niño que vive en un barril, ha sido un referente para cualquier turista latinoamericano, no existe un espacio en México donde se exhiban de manera abierta sus pertenencias o el set de grabación donde el famoso personaje hacía todas sus travesuras.

“Mucha gente le reconoce el humor libre de vicios y violencia, pero siempre les comento que en realidad es una crítica social. La gente le tiene mucho aprecio, principalmente los originarios de Argentina y Colombia porque lo vieron durante toda su vida, por esta razón desean saber dónde comenzó la magia”

Incluso, los mismos visitantes se niegan a creer que no exista un lugar como tal donde se ubique la famosa vecindad y menos aún, que sea sólo un set de grabación desmontable.

“Cuando me dicen que si conozco el sitio donde está la vecindad, les comento que todo se grababa en estudios, que en realidad no eran locaciones y

que en el show se ve que son muros de madera improvisados, me dicen que no creen, que lo que pasa es que no me quiero desviar del tour por falta de tiempo”, señaló Cruz.

En el inmueble que alberga a la Fundación Chespirito se encuentra semimontada parte de los objetos originales que adornaron la vecindad, pero al ser un edificio particular donde hay oficinas, no se encuentra abierto al público.

Para poder conocer algunas de las piezas que aparecieron en el programa, la gente tiene que llamar al número de la Fundación que dirige Marcela Gómez Fernández, hija de Roberto Gómez Bolaños. Pero es sólo con su autorización previa y con cita programada que una persona puede ingresar al inmueble ubicado en la alcaldía de Álvaro Obregón, de la Ciudad de México.

Nadie ha cumplido su sueño

Antes de fallecer, Roberto Gómez Bolaños tenía el sueño de construir un museo dedicado al personaje que lo hizo famoso en varios países de habla hispana, El Chavo. Quería abrir este lugar en la ciudad de Cancún, en el Estado de Quintana Roo, donde falleció, el 28 de noviembre de 2014.

Chespirito, deseaba armar su museo en la colonia Guadalupe Inn, y aunque en el lugar se encuentra armada una pequeña recreación de algunos elementos de la vecindad, no está abierta al público, según un artículo del semanario Proceso en 2014.

En esta casa, que hoy funge como las oficinas de Grupo Chespirito, existe además una estatua del Chapulín Colorado, otro de sus famosos personajes.

Roberto Gómez Bolaños el creador de “El Chavo del 8” (Foto: Especial)© Proporcionado por THX Medios S.A. Roberto Gómez Bolaños el creador de “El Chavo del 8” (Foto: Especial)

Roberto Gómez Bolaños, Chespirito, quien falleció a los 85 años de edad planeó durante toda su vida que las personas que amaban a sus personajes pudieran conocer parte del set donde surgían las historias.

En el 2013 dentro de esa misma casa, ubicada en la calle de Ricardo Palmerín 11 se encontraba la escalera que llegaba a la casa de “Jaimito El Cartero”, los lavaderos, la fachada de la casa de “Doña Florinda”, y el icónico barril de madera donde “El Chavo” se metía cada vez que lloraba.

Pero los vecinos estaban en desacuerdo con que hubiera un museo en una zona residencial y lo demostraban con letreros en sus puertas cuya leyenda era “No al museo de Chespirito”.

Las razones para negarse a tener un lugar que seguramente sería un punto turístico muy popular, por lo que provocaría un caos vial y además habría vendedores ambulantes, publicó Proceso.

Para la nostalgia: El Señor Barriga, Doña Florinda, El Profesor Jirafales, La Chilindrina, La Bruja del 71 y El Chavo del 8, en la vecindad más famosa© Proporcionado por THX Medios S.A. Para la nostalgia: El Señor Barriga, Doña Florinda, El Profesor Jirafales, La Chilindrina, La Bruja del 71 y El Chavo del 8, en la vecindad más famosa

Hasta el momento, los planes siguen en pausa y los vecinos están tranquilos, ha sido el propio hijo del fallecido actor, Roberto Gómez Fernández quien en su momento aclaró que no se trataba de un museo sino de un área de exposición con elementos gráficos, fotográficos y audiovisuales, que tenía como principal atractivo la fachada de la Vecindad del Chavo.

Y ha sido el mismo Gómez Fernández quien ha comentado que ha estado buscando un espacio en el centro histórico de la ciudad para abrir el museo, pero hasta la fecha, sigue sin concretarse el anhelo que su padre tuvo en vida.

Publicidad