El Departamento de Justicia de Estados Unidos se está preparando para procesar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, y cree que tiene altas probabilidades de poder extraditarle al país, según dijeron al diario Wall Street Journal fuentes conocedoras del asunto.

Fiscales de Estados Unidos han estado debatiendo en el último año diversos tipos de cargos que podrían presentarse contra Assange, que se encuentra en la embajada de Ecuador en Londres desde que ese país latinoamericano le concedió asilo político en 2012.

Aunque las fuentes del medio estadounidense no quisieron revelar si habían estado negociando con el gobierno del Reino Unido o el de Ecuador, apuntaron que varios acontecimientos recientes les han animado.

La relación de Assange con el gobierno ecuatoriano se ha deteriorado desde la elección el año pasado del presidente Lenin Moreno, que le describió como “una piedra en el zapato” y apuntado que su presencia continuada en la embajada es insostenible.

Los cargos exactos que podría presentar el Departamento de Justicia contra Assange todavía se desconocen, pero podrían incluir la Ley de Espionaje, que criminaliza la publicación de información relacionada con la defensa nacional.

En una entrevista la semana pasada, el jefe de la división de seguridad nacional del Departamento de Justicia de Estados Unidos, John Demers, no quiso responder a preguntas sobre la posibilidad de juzgar a Assange.

“Solo voy a decir ‘veremos'”, apuntó.

Assange se ha enfrentado últimamente con la embajada de Ecuador en Londres por varios asuntos, entre ellos el acceso a internet y las personas que acuden a visitarle, y el australiano llegó a denunciar al Gobierno ecuatoriano por las condiciones de su confinamiento.

El mes pasado, en un juicio en el que un juez rechazó estas acusaciones, el propio Assange dijo que esperaba que Ecuador forzara su salida de la embajada en breve.

Mientras, uno de sus abogados, Barry Pollack, aseguró no haber recibido información del posible proceso judicial.

“No hemos oído nada de las autoridades que sugiera un inminente proceso judicial contra Assange. Acusar a alguien por publicar información verdadera establecería un precedente terrible y peligroso”, dijo Pollack al Wall Street Journal.

Por su parte, Estados Unidos no ha hecho ningún comentario público respecto a si ha presentado alguna petición de extradición contra el fundador de WikiLeaks ni si tiene intención de hacerlo.

Publicidad