Es frecuente hablar y preocuparnos sobre la salud de una mujer, pero ¿por qué evitamos hacerlo por la salud de un hombre?

Existen ciertas enfermedades que pueden ser prevenidas o detectadas a tiempo mediante una visita al urólogo. Hoy te presentamos los principales motivos por los que un hombre debe motivarse a consultar con un especialista de esa rama, al menos una vez al año:

  • Uno de cada seis hombres probablemente sufrirá cáncer de próstata una vez en su vida de acuerdo a la Sociedad Americana Contra El Cáncer.
  • Someterse a chequeos anuales les permitirá disfrutar con buena salud en su mejor etapa.
  • El urólogo puede detectar a tiempo una enfermedad, marcando la distancia entre la vida y la muerte.
  • Se puede prevenir problemas con la eyaculación precoz o la disfunción eréctil.
  • Enfermedades como el cáncer de próstata, en la mayoría de ocasiones, no presentan ningún síntoma en la primera fase.

¿Cómo es la consulta con el urólogo?

  • La consulta es una evaluación para clasificar el nivel de riesgo de padecer enfermedades como el cáncer de próstata.
  • Dura solo aproximadamente 15 o 20 minutos
  • Es altamente confiable y especializada
  • Después de la evaluación, el profesional en salud determina si es necesario practicar exámenes en sangre donde se analiza la función renal con la creatinina y el marcador prostático PSA.
  • Si el profesional lo indica, realiza el examen de tacto rectal que no provoca molestias y solo dura un segundo.

¿Cuándo se debe acudir?

El Doctor especializado en urología Erik Melgar señala que todos los hombres deben acudir a su revisión prostática a partir de los 50 años y si tienen antecedentes familiares que padecieron cáncer de próstata deben hacerlo después de los 40.

*Este formulario no remplaza una consulta especializada con un médico.

“Nosotros los hombres también nos enfermamos y visitar al doctor no nos hace débiles o vulnerables; al contrario, nos hace fuertes e integrales por ser capaces de reconocer que queremos y merecemos estar bien”. Afirma el especialista.

El miedo no debe ser un impedimento, ¿o te dejas vencer por él?

Publicidad