El París Saint Germain podría ser excluido de las competiciones europeas, gracias a contratos pasados de patrocinio firmados con entidades cataríes y expresados muy por encima del precio del mercado.

Hasta el momento el problema radicaba en acuerdos a partir del 2015, pero según el diario francés L’Equipe, la Cámara de Juicio de la UEFA decidió reabrir el caso y quiere revisar lo acordado en las temporadas 2013/14 y 2014/15.

Los parisinos ya fueron sancionados en 2014 por incumplir con el Juego Limpio financiero -60 millones de euros y limitación de inscribir jugadores en la Champions– y una reincidencia podría  derivar enpérdida de puntos o exclusión de competiciones internacionales.

El PSG, que ya acudió al TAS, se apoya en la dictaminación del 13 de junio de la sala de instrucción de UEFA, que ya rebajaba en un 37% los contratos de patrocinio firmados a partir de 2015 con entidades cataríes, en particular con Qatar Tourism Authority. En aquel entonces, no se lo sancionó a condición de mantener su déficit por debajo de los 30 millones de euros. Pero el 3 de julio pasado

Pero el 3 de julio pasado, la sala de juicio consideró inadecuado ese dictamen y ordenó una revisión más profunda de sus cuentas. Según el diario Galo, se pretende corregir a la baja el valor de los contratos de esas dos temporadas anteriores, lo que dificultaría mucho el equilibro exigido por las reglas del juego limpio financiero.

PSG desembolsó 400 millones de euros por los dos jugadores.© ole.com.ar PSG desembolsó 400 millones de euros por los dos jugadores.

PSG desembolsó 400 millones de euros por los dos jugadores.

Los fichajes de Neymar, por quien pagó al Barcelona 222 millones de euros, y de Kylian Mbappé, que le costó 180 millones, acompañados de sus faraónicos salarios, desequilibran en ese contexto las cuentas del club, que sin competición europea se vería privado de su principal fuente de ingresos.

Ahora quien tomará la decisión será el TAS, ante el que el PSG alega que la decisión de primera instancia validaba sus cuentas, y culpa de la revisión de su caso a la presión de otros clubes y otros campeonatos, en particular la Liga Española.

Publicidad