Cambia la oración del Padre Nuestro. El texto de la nueva edición del Misal Romano será enviado a la Santa Sede “para los procedimientos de competencia, tras lo que entrará en vigor la nueva versión del Padre Nuestro (“no abandonarnos a la tentación”) y del inicio del Gloria (“paz en la Tierra a los hombres amados por el Señor”). Lo comunicó este jueves la Cei (Conferencia Episcopal Italiana) al término de la Asamblea General de obispos que se lleva a cabo en Roma.

El cambio de los textos fue idea del Papa. Tanto es así, que la nueva traducción de la Biblia Cei ya lo había incorporado pero faltaba el vía libre para su uso litúrgico en la misa.

Desde hoy jueves, la oración enseñada por Jesús se podrá rezar con las palabras “no abandonarnos a la tentación”, en todas las ocasiones.

El cambio de los textos fue idea del Papa (dpa).© clarin.com El cambio de los textos fue idea del Papa (dpa).

El Padre Nuestro es la oración cristiana más importante. En el Evangelio de Lucas y Mateo se narra que Jesús les enseñó a sus discípulos a orar. Pasaron más de 2000 años y la traducción en italiano no era la correcta.

El problema estaba en la frase en latín: “Et ne nos inducas in tentationem“, la sexta parte de la plegaria, que al italiano se traducía: “Non ci indurre in tentazione”.

“En la oración del ‘Padre Nuestro’, en la que se dice que Dios nos induce a la tentación, la traducción no es muy buena”, dijo Francisco la noche del 6 diciembre de 2017.

“En la oración del ‘Padre Nuestro’, en la que se dice que Dios nos induce a la tentación, la traducción no es muy buena”, dijo Francisco la noche del 6 diciembre de 2017 (AFP).© clarin.com “En la oración del ‘Padre Nuestro’, en la que se dice que Dios nos induce a la tentación, la traducción no es muy buena”, dijo Francisco la noche del 6 diciembre de 2017 (AFP).

“Incluso los franceses han cambiado el texto con una traducción que dice: ‘no me dejes caer en la tentación’: soy yo el que cae, no es él que me lanza en la tentación para luego ver cómo caí. Un padre no hace esto, un padre ayuda a levantarse inmediatamente”, explicó.

“Aquel que te induce a la tentación es Satanás, ese es el oficio de Satanás”, concluyó el Papa.

Las versiones litúrgicas que se rezan en los diferentes idiomas provienen del latín, que a su vez es una traducción del griego y este una traducción del arameo, la lengua de Jesús.

El Papa no mencionó el idioma español, porque la traducción oficial actual es la ideal: “no nos dejes caer en la tentación” (AFP).© clarin.com El Papa no mencionó el idioma español, porque la traducción oficial actual es la ideal: “no nos dejes caer en la tentación” (AFP).

El Papa no mencionó el idioma español, porque la traducción oficial actual es la ideal: “no nos dejes caer en la tentación”. 

La Iglesia católica en Francia adaptó el texto a uno que reza: “Et ne nous laisse pas entrer en tentation” que se traduce “Y no nos dejes entrar en la tentación”. 

Publicidad