Ousmane Dembélé está en el punto de mira del Liverpool. El jugador francés no llegó a estar a las órdenes de Jürgen Klopp en el Borussia Dortmund, ya que cuando llegó, el técnico alemán ya se había marchado.

Sin embargo, Dembélé estuvo viviendo de alquiler en la casa del entrenador, la cual destrozó para intentar forzar su salida del club a modo de llamada de atención que los medios captaron, según recoge el diario Bild.

Y es que en 2017, el Barcelona estaba intentando ficharle pero el conjunto alemán se mostraba muy duro en las negociaciones. El extremo francés estaba desesperado por marcharse al conjunto azulgrana y llegaron a publicarse algunas fotos sobre cómo quedó la casa en su momento.

Se podían ver bolsas de basura tiradas por el jardín, en las que había ropa y mobiliario muy descuidado. Al final se salió con la suya y acabó en el Barça, pero en su momento, Klopp se enfadó mucho. Si acaba en el Liverpool estarán condenados a entenderse.

Publicidad