El juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera avanza este lunes en la corte de Brooklyn, donde se siguen revelando detalles de la forma en que operaba quien fuera el narcotraficante más buscado y el más rico del mundo.

La última –y una de las más escalofriantes revelaciones– es que Guzmán Loera mandó asesinar al hermano de un líder de un cártel aliado porque no le dio la mano, lo que desató una guerra entre los cárteles de Sinaloa y Juárez, dijo un testigo.

Eso ocurrió en 2004, después de su reunión con Rodolfo Carrillo Fuentes, cuyo hermano Vicente Carrillo Fuentes dirigía al cártel de Juárez, reveló Jesús “El Rey” Zambada.

“Cuando (Rodolfo) se fue, Chapo le dio la mano y dijo: ‘Hasta luego, amigo’, y Rodolfo lo dejó allí de pie con la mano extendida”, dijo Zambada a los miembros del jurado.

Agregó cómo su hermano y la presunta mano derecha de Guzmán, Ismael “El Mayo” Zambada, le dijeron después del desaire: “Mi compa Chapo está muy molesto”. Luego vino la amenaza de muerte.

Fuentes fue asesinado ese año por orden de Guzmán, lo que provocó que los cárteles de Juárez y Sinaloa, que hasta ese momento habían formado una alianza, se hicieran enemigos. Vicente luego asesinó al hermano menor de Guzmán, Arturo Guzmán Loera.

Publicidad