Paulo Dybala ha negado rotundamente que insultase a José Mourinho tras la derrota de la Juventus (1-2) en Champions ante el Manchester United. El delantero argentino, en palabras a Sky, quiso aclarar lo sucedido: “No le insulté. Simplemente le dije que no había necesidad de hacer ese gesto“.

Dybala se refiere al momento en que José Mourinho se llevó la mano a la oreja como respuesta por los insultos que había estado recibiendo durante todo el partido. El jugador considera que el entrenador no debió actuar así porque “no había necesidad de crear más tensión de la que ya existía. Es verdad que veces te sientes insultado y eso es malo, pero aún así no debes crear más tensión de la que ya existe”.

Otras figuras, además de Dybala, también se han pronunciado sobre el tema. El técnico del Nápoles, Carlo Ancelotti, ha querido poner el foco sobre los aficionados que insultaron, restando responsabilidad al portugués: “La reacción de Mourinho es comprensible. Después de 90 minutos de insultos, es casi normal. Lo que no me gusta es que se ponga el foco en la reacción y no en los insultos, es una cultura general: también ocurre en Nápoles o en Milán.Basta ya de insultos“.

Publicidad