La firma italiana Dolce & Gabbana enfrenta de nuevo un escándalo porque la acusan de racista. Tras la publicación de unos videos bastante ofensivos en su cuenta de Instagram, la casa de moda anunció que canceló su próximo desfile en China. 

Este miércoles, la marca liderada por Domenico Dolce y Stefano Gabbana declaró que se anulaba el desfile previsto para esta noche en Shanghái. Todo a raíz de unos clips y comentarios considerados racistas.

“El Great Show se pospone a una fecha posterior por algunas razones. Pedimos disculpas por las molestias causadas”, indicó la empresa en la red social china Weibo.

La polémica estalló porque en los mencionados videos se ve a una mujer asiática intentando comer platillos italianos como pizza, canoles y espagueti, con palillos. Este contenido fue juzgado como denigrante por los usuarios de redes sociales.

Todo empeoró poco después, cuando se difundieron algunas capturas de pantalla de una discusión en Instagram entre un usuario y el diseñador estrella de la marca, Stefano Gabbana. En éstas, el creativo usa emojis de excremento para describir a China como un “país de mierda”.

De acuerdo a la empresa, sus redes habrían sido intervenidas.

“Nuestra cuenta de Instagram fue hackeada, así como la cuenta de Stefano Gabbana. Nuestro departamento legal está investigando urgentemente. Lamentamos los inconvenientes causados por estas publicaciones no autorizadas. Solo tenemos respeto por China y el pueblo chino”, escribió la firma en sus redes sociales.

Lo más curioso es que aunque todo sería producto de un hackeo y de que estos videos supuestamente “no fueron autorizados”, parecen totalmente institucionales. Además, se publicaron hace cuatro días y no han sido borrados a pesar de la controversia.

Varias celebridades chinas iban a asistir al desfile, pero tras conocerse la polémica la mayoría anunciaron este mismo miércoles que no irían al espectáculo.

“Amo a mi país”, escribió la actriz Li Bingbing a sus 42 millones de followers en Weibo. “Las empresas extranjeras que comercian en China deben respetar a China y su pueblo”, sentenció la Liga Comunista de la Juventud.

Esta polémica es la última de una larga lista de acusaciones de racismo, antisemitismo y homofobia para esta casa de moda. Incluso han enfrentado biocots por sus comentarios en contra de los judíos y la adopción homoparental, entre otras, como llamar “ignorante” a Miley Cyrus y “fea” a Selena Gomez.

Tanto Domenico como Stefano enviaron esta tarde un comunicado a todos los medios expresando su postura oficial ante tan terrible situación.

“Nuestro sueño era llevar a Shanghai un evento de tributo dedicado a China que cuenta nuestra historia y nuestra visión.
No era simplemente un desfile de modas, sino algo que creamos especialmente con amor y pasión por China y todas las personas alrededor del mundo que aman a Dolce & Gabbana.
Lo que sucedió hoy fue muy desafortunado no solo para nosotros, sino también para todas las personas que trabajaron el día y noche para dar vida a este evento.
Desde el fondo de nuestros corazones, nos gustaría expresar nuestro agradecimiento a nuestros amigos e invitados”.

 

Publicidad