Un ronquido es el sonido producido por las estructuras nasoorales superiores, en especial durante la inhalación. No es una enfermedad pero sí un síntoma de apnea del sueño el cual te hará sentir con sueño todo el tiempo, cansada y no podrás concentrarte bien en algo.

Los ronquidos son muy molestos, en especial cuando eres muy estricta y exigente con tus horas de sueño pero, ¿qué pasa cuando tú eres la que ronca? No te preocupes, puedes empezar con estas alternativas para dejar de hacerlo y dejar a tu galán dormir.

Evítalos:

Cuando tratas de detener los ronquidos de los demás, lo más fácil es cambiarlo de posición, esto te da la oportunidad de generar un ratito de silencio y de conciliar el sueño. Al dormir de espaldas, la lengua choca con la garganta lo cual provoca un sonido parecido al ronquido. Si quieres dejar de roncar, o por lo menos disminuir el ruido, te recomendamos dormir de lado o cambiar mucho de posiciones.

También puedes conseguir tiras nasales que ayudan a que tu nariz pueda respirar mejor al abrirse un poco. Éstas reducen la congestión nasal, así que también son súper útiles para el resfriado. Puedes fácilmente conseguirlas en cualquier súpermercado y te aseguran mejores horas de sueño.

Si tienes alergias o simplemente estás enferma, se te será un poco más difícil respirar y forzarás a tu boca a que lo haga en lugar de tu nariz. Hacer esto está bien pero aumentarán las probabilidades que ronques. Nadie quiere irse a dormir con una nariz tapada así que te recomendamos tomar medicamento para tu alergia y ver a un doctor para ver si hay alguna posibilidad de disminuir los efectos.

El alcohol no es la única sustancia en cuestión que provoca los ronquidos, en realidad cualquier cosa que hace que pierdas un poco tus sentidos te perjudicará. Si tienes problemas para dormir, te recomendamos intentar otra cosa que no sea tomar pastillas que reduzcan el nivel de actividad de tu sistema nervioso central, pues hacen que los músculos de tu garganta se relajen promoviendo una mala respiración y posiblemente muchos ronquidos. Además debes saber que los sedantes y el alcohol contribuyen a tener apnea del sueño, un desorden que involucra una respiración pausada y lenta. Si padeces de insomnio, mejor opta por el té de valeriana, una alternativa eficaz y natural para poder dormir.

Es común que aquellas personas que no trabajan sus músculos ronquen, así que te recomendamos hacer ejercicio regularmente para tonificar todos tus músculos y disminuir las posibilidades de roncar en la noche. Recuerda que sólo porque hagas ruidos en la noche no significa que tus músculos estén mal. Hay muchas razones por las cuales uno puede sufrir de estos molestos ronquidos.

El remedio más eficaz es el de elevar tu cabeza un poco mientras duermes. Tenerla en esa posición le quitará presión a tus vías respiratorias superiores y te permitirá dormir y respirar mejor. Hazlo con la ayuda de muchas almohadas y ¡listo! Te aseguramos una mejor noche para ti y tu pareja.

Publicidad