La deuda pública total de la administración central de Honduras ascendió a 10 mil 990 millones de dólares, supone un 45.4 por ciento en relación Producto Interno Bruto (PIB) del país ($24 mil 200 millones), establece el informe actualizado de la Secretaría de Finanzas (Sefín).

Solo la deuda externa suma 6 mil 718 millones de dólares, equivale a 27.8 por ciento del PIB, mientras la deuda interna asciende a 4 mil 272 millones de dólares, un 17.6 por ciento del PIB.

Según la titular de esta cartera gubernamental, Rocío Tábora, un logro importante a cierre de año es la merma de 3 por ciento en el contexto de esa deuda externa con relación al PIB de Honduras, de 48.4 a 45.4 por ciento. El Congreso Nacional (CN) autoriza hasta un 50 por ciento del PIB.

A criterio de Tábora, esa reducción obedece a decisiones conforme a la política de sostenibilidad de deuda, que permitieron bajar el ritmo de los desembolsos de 700 millones de dólares por año. que se registraba hasta el 2013 y ahora la contratación en la nueva deuda es de 350 millones.

Otro factor que contribuye, es el crecimiento del PIB.

Por servicio de deuda se pagan en total 34 mil millones de lempiras y para 2019 ascenderán a 40 mil millones de lempiras, de acuerdo al mismo informe actualizado de la Secretaría de Finanzas.

Entre un 20 y 25 por ciento de la deuda subió por el pago de 700 millones de dólares en bonos soberanos, colocados para pagar a generadores de energía.

“Los bonos soberanos no son opción, no podemos seguir endeudándonos por el tema de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, mi posición es no adquirir más bonos soberanos”, insistió Rocío Tábora.

En ese contexto la funcionaria confirmó que por esa razón ya no salen a colocar bonos, medida que también se adoptará en el 2019. No obstante, una opción sería renegociar los pagos aprovechando el vencimiento de un bono en el 2020.

DATOS
El saldo insoluto de la deuda externa de la administración central distribuida por tipo de acreedor, hasta el cierre del tercer trimestre, tenía la siguiente composición, el 61 por ciento ($4,134.3 millones) se encontraba en manos de instituciones multilaterales de crédito, el 25 por ciento ($1,700 millones) en manos de tenedores de bonos, acreedores bilaterales participan con un 9 por ciento ($597 millones), y el restante 5 por ciento ($296.6) se encuentra en poder de bancos comerciales, otras instituciones financieras y proveedores.

Publicidad