Problemas, deudas y preocupaciones pueden llevar a fuertes crisis de estrés que nos hagan perder la cabeza por un momento.

Los músculos se tensan y la presión arterial aumenta cuando el cerebro detecta cualquier tipo de estrés y es aquí donde la función de un masaje es importante, ya que puede hacer que nos alejemos por un momento de las preocupaciones diarias y que sintamos que tenemos el control de nuestra salud.

La forma correcta de lograr el bienestar de nuestro cuerpo es a través de un masaje que estimule y relaje los músculos y el sistema nervioso, explica Nely Larín, del Centro Integral de Terapia y Fisioterapia Ocupación, Cifto.

Se sabe que el tacto es el primero de los sentidos que desarrolla el ser humano y que es precisamente a través de él que podemos experimentar diversidad de sensaciones.

LOS PUNTOS CLAVES A ENFATIZAR EN UN MASAJE PARA REDUCIR EL ESTRÉS SON:

BASE DEL CRÁNEO

Conocido como “pilar celestial” donde el cuello se encuentra con la cabeza. Ese es el punto que, generalmente, se usa para reducir la ansiedad. Masajea haciendo círculos en la parte alta del cuello hacia abajo mientras te mantienes con la cabeza hacia abajo y relajado. Un masaje en esta zona puede solucionar las molestias causadas por las posturas inadecuadas frente a la computadora o al dormir.

HOMBROS

Es un punto intermedio entre el cuello y el hombro, el típico que instintivamente, te masajeas cuando tienes dolor cuello o en la parte superior de la espalda.

Para realizar el masaje, debes utilizar las dos manos y aplicar presión a cada lado del cuello con los dedos.

Es ideal para quienes se sientan detrás de un escritorio todo el día. Aunque estos masajes pueden solucionar muchos malestares causados por el estrés, es mucho mejor tomar masajes preventivos y no hasta que sentimos una molestia, enfatiza la terapista.

Un masaje relajante impacta de manera favorable en los sentimientos y emociones, pues al reducir las tensiones musculares, nuestro estado de ánimo mejora.

BRAZOS

Punto que está en el interior del brazo. Es el borde inferior, el más cercano al hombro, el pliegue que se forma al doblar el brazo. Puedes utilizar tus pulgares para masajear los músculos de esta área, manteniendo el ritmo y la intensidad.

En esta parte en específico, el masaje te ayudará a reparar el flujo de energía que ocasiona el estrés y la ansiedad ya que permite que la energía circule de forma correcta.

Beneficios:

  • Nivela la presión arterial.
  • Controla la ansiedad y la depresión.
  • Relaja los músculos y descarga la tensión que se acumula debido al esfuerzo físico.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Aumenta la respuesta del sistema inmunológico.
  • Mejora el estado de alerta.
  • Reducen los dolores de cabeza
Publicidad