Miriam Celaya, la hondureña que dijo que criticó la comida mexicana y que aseguró que los frijoles eran para los cerdos, es reportada como desaparecida.

De acuerdo a su hermana Mirna Celaya, la mujer a la que no le gustan los frijoles está desaparecida desde el pasado 20 de noviembre, fecha en que no le contesta el celular.

Mirna dijo que su hermana había recibido amenazas por parte de los mexicanos que se sintieron ofendidos por los dichos de Miriam, que tras declarar en una entrevista que los frijoles que recibió en un albergue de Tijuana era para los “chanchos” (cerdos).

El video se hizo viral y recibió fuertes criticas en las redes sociales, pero no solo eso, también recibió fuertes amenazas por parte de los propios integrantes de la caravana migrante de los mexicanos, así se lo hizo saber Miriam a su hermana Mirna, que ahora está desesperada para dar con el paradero de su familiar.

Mirna dijo que no sabe nada de su hermana ni de sus dos sobrinas. Lo último que se sabe es que la mujer abordó un taxi, pero se desconoce a dónde se dirigía y expresó su preocupación.

“Estoy muy preocupada. Toda mi familia, mi papá está muy preocupado por mi hermana. No sabemos nada de ella ni de las niñas. Ya no sé ni qué pensar. Mi hermana está corriendo peligro por todo lo que ha pasado, lo que ha pasado en las redes, amenazas, todos los memes que han subido de ella, las fotografías”, manifestó Mirna.

“Mi hermana es una persona humilde, no le hace daño a nadie, su único error fue eso que dijo, pero mi hermana pidió disculpas. Pidió perdón. Ellas están corriendo peligro”, añadió.

Video insertado

Reencontramos a Miriam. Sus palabras sobre la comida en albergue se sacaron de contexto. “Disculpa, estoy muy agradecida con . Mi familia somos humildes. He recibido bullying por esas palabras. Sólo quiero pagar tratamiento para mi hija sordomuda” 

 “Mi hermana, te quiero mucho. Te amo. Que sea la voluntad de Dios, no la mía ni de nadie, sino la de Él, ¿ok?”, dijo Miriam.

La familia de la hondureña pide la colaboración de la comunidad para dar el paradero de Miriam y sus dos pequeñas hijas, una de ellas sordomuda, su principal motivo para llegar a Estados Unidos y pedir refugio y apoyo para su menor discapacitada.

Publicidad