SANTA ROSA DE COPÁN. “Sin duda alguna, en los últimos años el gobierno de Honduras le ha apostado a la seguridad pública, creando, formando y fortaleciendo los diferentes entes gubernamentales; a través de estos esfuerzos se logró una reducción de aproximadamente el 50 por ciento en los diferentes índices de la inseguridad a nivel nacional”, dijo el embajador de Corea del Sur en Honduras, Seung Ki-Shin.

Lo anterior fue manifestado por el diplomático asiático en el marco de la inauguración del moderno Centro de Operaciones del 911 en Santa Rosa de Copán, al cual ese país asiático aportó más de 122 millones de lempiras, a través de su agencia internacional de cooperación, Koica.

“Estos logros son los primeros espacios hacia la creación de ambiente propicio para albergar inversión nacional y extranjera, crecimiento de la industria turística, desarrollo del sector privado y prosperidad de las comunidades; me siento muy satisfecho al ver estos logros y no dudo que Honduras pueda alcanzar aún mayor prosperidad en el futuro”, manifestó Seung Ki-Shin.

“Espero que este centro pueda servir para fortalecer la seguridad en la región occidental de Honduras, abriendo paso para promocionar mayor turismo y crecimiento económico en la zona, así como atraer inversión nacional y extranjera, como fruto de la mejor seguridad en la región”.

“Me siento muy contento -prosiguió- al ver el avance del proyecto que ha logrado establecerse de este centro en la región occidental: hoy finalmente abrimos las puertas del centro, equipado con 250 cámaras de última tecnología y con la asistencia técnica necesaria y capacitada para atender a la ciudadanía, desempeñando el papel de protección para los pobladores de la zona”.

“Aprovecho esta oportunidad para reiterar al señor Presidente, al gobierno y al pueblo de Honduras que Corea seguirá acompañando y cooperando con nuestro hermano país en diferentes áreas de necesidad”.

Publicidad