Las rutinas de trabajo y estudio, las responsabilidades del hogar e incluso el tráfico, aumentan los niveles de estrés diarios, que al acumularlos pueden desencadenar  efectos en nuestro organismo.

En cualquier momento del día podemos comenzar a sentir ansiedad, depresión, temor, preocupación y tensiones. Si no logramos mantener el estrés bajo control, puede ocasionar graves problemas de salud, como presión arterial alta, enfermedades cardíacas y diabetes.

Los expertos recomiendan a las personas con altos niveles de estrés, incluir rutinas de ejercicio que les ayuden a controlarlo por medio de diferentes prácticas, que puedan aliviar la energía y tensión que permanecen acumuladas.

Además, libera unas sustancias químicas del cerebro que nos hacen sentir bien, llamadas endorfinas. También, contribuye a ponernos en forma, lo que permite que nos sintamos mejor con nuestro cuerpo.

Para una vida libre de estrés te dejamos algunas técnicas de relajación.

Primera técnica:

  • Ponte en posición de relajación: cierra los ojos y coloca tus manos en el estómago haciendo presión, respira por la nariz y saca el aire por la boca. (Practícalo cinco veces).

Segunda técnica:

  • Contrae todo tu cuerpo (presionarlo) respira profundo, saca el aire, suelta los músculos y aflójalos (puedes realizarlo cinco veces).

Tercera técnica:

  • Hazte masajes de forma circular en los hombros, sienes, parte de atrás de la cabeza y el cuello.

El ejercicio también puede ser divertido porque ayuda a despejar nuestra mente de los problemas y preocupaciones diarias.

Publicidad