El boxeador mexicano Julio César Chávez Jr. hijo de la leyenda que lleva el mismo nombre, rompió el silencio y habló de su adicción a las drogas y el alcohol, que en los últimos años han empañado su carrera en el cuadrilátero.

En entrevista con Telemundo, Chávez Jr. reveló que su derrota ante el argentino Sergio “Maravilla” Martínez en 2012 le provocó una fuerte depresión que lo llevó a consumir estupefacientes y fumar marihuana.

“Cuando perdí con Martínez en 2012, tuve una depresión muy fuerte y empecé a tomar mucho, a tomar drogas, fumaba mucho marihuana. Tomaba muchas pastillas”, confesó el púgil.

Pero la gota que derramó el vaso, fue la derrota que el hijo de la leyenda sufrió en 2017 ante “Canelo” Álvarez en Las Vegas, luego de que en las redes sociales circulara un video en el que se le observa en aparente estado de ebriedad y junto con varias mujeres.

La ola de críticas en contra no se hicieron esperar y Chávez Jr. reconoció que estuvo tentado a retirarse del boxeo.

“Pensé en ya no volver a pelear. Dije ‘si estoy peleando en un peso que no es el mío y acepté las multas, debía tener dignidad’. era tanta mi decepción que yo pensé que no iba a pasar nada cuando me estaban grabando”, destacó.

Pero finalmente Julio César Chávez Jr. no se retiró del cuadrilátero y próximamente sostendrá un nuevo combate, ahora frente a Alfredo “Perro” Angulo, en el Staples Center de Los Angeles.

Publicidad