Uno podría pensar que los acuerdos de paz y reconciliación solo tienen lugar cuando se trata de conflictos armados. Hay acuerdos de paz que son famosos: El de Chapultepec que le puso fin a doce años de guerra civil en El Salvador y el acuerdo de Paz en Guatemala que dio por terminada la guerra y decretó la paz entre el Ejército de Guatemala y la guerrilla, un conflicto que azotó al país más de tres décadas, son algunos que nos resultan familiares.

Iglesias CCI & Amor Viviente
Iglesias CCI & Amor Viviente

Sin embargo, acaba de firmarse en Tegucigalpa un acuerdo de reconciliación, que bien merecía una amplia cobertura de prensa, en momentos en que el país enfrenta una marcada polarización y división de la familia hondureña.

Las iglesias Centro Cristiano Internacional (CCI) y -Amor Viviente, acaban de dar un claro ejemplo de que el diálogo, el perdón y la reconciiación, son la fórmula para fomentar la paz, la colaboración mutua y procurar el bienestar general.
Iglesias CCI & Amor Viviente
Iglesias CCI & Amor Viviente

Amor Viviente sufrió una dolorosa fractura a finales de 1998 que acabó con la abrupta salida del pastor René Peñalba, quien durante 25 años había sido su principal líder espiritual. Los sucesos que desencadenaron esta división marcaron a la congregación que también se dividió.

La ruptura dio lugar a la fundación del Centro Cristiano Internacional en 1999 y a partir de entonces ambas iglesias continuaron con su labor evangelizadora y trataron de dejar atrás el doloroso episodio. Sin embargo la herida no había sanado y el dolor yacía oculto.
Iglesias CCI & Amor Viviente
Iglesias CCI & Amor Viviente

Hasta que llegó el tiempo de Dios. Este 14 de noviembre, el presidente de la Junta Directiva de Amor Viviente, Carlos Marín Montoya y el Obispo del CCI,René Peñalba, firmaron un acuerdo reconciliación para poner fin a 20 años de separación.

Un abrazo intenso y prolongado marcó el acontecimiento. La imagen describía por si misma el momento. Un acto conmovedor y de alta carga espiritual.
Para probar que el acuerdo no es solo papel, ambas iglesias comenzarán a trabajar juntas en algunas actividades y el pastor de Amor Viviente, Carlos Marín, ya ha sido invitado a tomar el púlpito del CCI como predicador invitado a  la Cumbre Global que tendrá lugar en enero.
La firma de este acuerdo podría parecer un acto eminentemente eclesiástico y espiritual, que compete solo a ambas iglesias, sin embargo,  es simbólico que ocurra en un momento en que la familia hondureña está enfrentando una profunda división.
Por eso ambos líderes dirigieron su oración a bendecir el país y a pedir que ese espíritu de reconciliación y perdón se extienda a toda la nación.
Publicidad