Carmelo Anthony No jugará más con el uniforme de los Rockets de Houston.

El gerente general del equipo Daryl Morey emitió el jueves un comunicado en el cual indicó que el equipo ha decidido “separarse” de Anthony, y “trabaja en busca de una solución” al respecto.

Anthony disputó sólo 10 encuentros con Houston, luego de firmar un contrato por un año y 2,4 millones de dólares en el receso previo a la presente campaña.

“Carmelo tuvo una actitud tremenda durante su tiempo con los Rockets, y aceptó cada papel que el entrenador Mike D’Antoni le asignó. Pero la adaptación que vislumbramos cuando Carmelo eligió firmar con los Rockets no se ha materializado. Por lo tanto, pensamos que lo mejor es pasar a otra cosa, dado que cualquier otro resultado hubiera sido injusto para él”.

En julio, Anthony fue cedido en canje por el Thunder de Oklahoma City a los Hawks de Atlanta, quienes lo dieron de baja y le abrieron la puerta para que firmara con los Rockets.

La gerencia de Houston consideró que el jugador sería la pieza que le hacía falta para superar finalmente a Golden State y conquistar un título de la NBA que se le ha negado desde que consiguió el bicampeonato en 1994-95.

En vez de ello, los Rockets tuvieron un comienzo tambaleante con foja de 6-7, y el despegue de Gary Clark, novato no reclutado en el draft, permitió suponer que Anthony sería relegado a un papel secundario.

Al final, los Rockets decidieron que sería mejor pasar la página que relegar a Anthony.

“Simplemente tuvimos que ver cómo resultaron las cosas”, explicó D’Antoni. “Y la forma en que jugamos probablemente no fue la idónea para el juego de él, quien trató de hacer los sacrificios necesarios. Esto no era justo para él. Un jugador que irá al Salón de la Fama no podía jugar en una forma que no era buena para él ni para nosotros. Simplemente no encajamos”.

Anthony, de 34 años, ha sido elegido 10 veces al Juego de Estrellas, pero ha pasado penurias durante las últimas dos temporadas. Promedió 16,2 puntos en 78 partidos de inicio durante un año tormentoso con el Thunder, antes de llegar a Houston y aceptar el papel de suplente por primera vez en su carrera de 16 campañas.

Publicidad