El presidente electo de BrasilJair Bolsonaro anunció este miércoles que en su gobierno dejará de conceder a presos los tradicionales indultos por Navidad.

El anuncio de Bolsonaro llega en medio de las críticas por posibles favorecimientos a condenados por corrupción y denuncias por las tratos a prisiones comunes.

“Fui elegido presidente de Brasil para atender a los anhelos del pueblo brasileño. Tomar pesado en la cuestión de la violencia y la criminalidad fue uno de nuestros principales compromisos de campaña. Les aseguro a ustedes, si hay indulto para criminales este año, ciertamente será el último”, afirmó Bolsonaro en Twitter.

Jair M. Bolsonaro

@jairbolsonaro

Fui escolhido presidente do Brasil para atender aos anseios do povo brasileiro. Pegar pesado na questão da violência e criminalidade foi um dos nossos principais compromissos de campanha. Garanto a vocês, se houver indulto para criminosos neste ano, certamente será o último.

👍🏻

25,6 mil personas están hablando de esto

El perdón presidencial suele llegar todos los años en diciembre con motivo de las fiestas navideñas. La lista, elaborada por el Ministerio de Justicia de Brasil, se realiza en base a razones humanitarias.

Sin embargo, un indulto presidencial concedido por el gobernante Michel Temer en 2007 generó polémica en Brasil al considerarse que podría haber favorecido a condenados por corrupción, según la propia Fiscalía General.

Cárceles de Brasil

Brasil tiene la tercera mayor población carcelaria del mundo, con 726.712 reclusos, según los últimos datos oficiales, divulgados en 2016. La cifra casi duplica la capacidad penitenciaria del país, calculada ese año en 368.049 plazas.

Asimismo, las cárceles brasileñas son escenarios de constantes motines, peleas y fugas, principalmente motivadas por hacinamiento, condiciones precarias y peleas entre facciones rivales.

Publicidad