Típico que cuando estás a dieta para bajar de peso, te ataca el antojo por una botana. La buena noticia es que la solución es más fácil y rica de lo que creíamos: las palomitas de maíz. Checa esta dieta que proponen expertos nutriólogos y cuida tu silueta de una forma deliciosa. 

De acuerdo a una reciente publicación del Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS), los profesionales en nutrición afirman que las palomitas de maíz son de los alimentos más saludables para agregar a nuestra alimentación.

Los nutriólogos recomiendan agregar 3 tazas de palomitas a nuestro menú diario. Ya que esto equivale a todos los cereales y tubérculos sin grasa que debemos consumir en una dieta saludable.

Para darte una idea de sus beneficios, dicha porción aporta un promedio de 70 calorías, 15g de carbohidratos, 0g de grasas y 2g de proteína.

Además hay otras razones para comer palomitas todos los días:

– Las palomitas de maíz aportan fibra, antioxidantes, manganeso, magnesio y vitamina B.

– Ayudan a tu digestión porque aportan fibra, lo que ayudará a evitar el estreñimiento y la inflamación en el abdomen.

– Reducen el azúcar en la sangre, que es otra consecuencia del consumo de fibra.

– Perderás peso, ya que te brindarán saciedad para que no comas otros alimentos con más calorías.

– Reduce los niveles de colesterol y es un antioxidante, lo que ayuda a proteger y retardar el envejecimiento.

Para que funcione la dieta de las palomitas de maíz, éstas deben ser naturales, sin mantequilla ni otros condimentos y, de preferencia, preparadas de forma casera.

Sabemos que es más fácil comprar el paquetito y meterlo al microondas, pero hacerlas en la estufa no es tan complicado como piensas, checa:

– Coloca al fuego una cacerola grande con suficiente aceite para cubrir el fondo, no más.

– Agrega los granos de maíz palomero, tapa la cacerola y pronto comenzarán a explotar para convertirse en palomitas de maíz.

– Procura mover la cacerola sin destaparla para que las que ya están listas no se queden en fondo y se quemen.

– Por último, vacíalas en un recipiente y agrega un poco de sal.

Por supuesto, también debes vigilar que el resto de tus comidas sean balanceadas y saludables, y no excederte con las porciones.

Cuidar tu silueta ahora suena más sabroso, ¿no crees?

Publicidad