Inicio Deportes ¿Qué pasará a CR7 tras denuncias de abuso sexual?

¿Qué pasará a CR7 tras denuncias de abuso sexual?

Nueve años después, Kathryn Mayorga volvió a presentar una denuncia en contra de Cristiano Ronaldo por violación, la cual fue abierta por la Policía de Las Vegas. Es por ello que se han disparado las dudas y cuestionamientos sobre la situación del futbolista, y si podría recibir acciones legales de gran peso.

Según la demanda presentada, el hoy jugador de la Juventus agredió sexualmente a una mujer de 25 años en un penthouse del Palms Casino Resort en junio del 2009, cuando el futbolista tenía 24 años. La supuesta víctima, Kathryn Mayorga, de ahora 34, afirmó que el portugués la violó y dio serias declaraciones al medio alemán Der Spiegel sobre todo lo acontecido, las cuales son vitales para entender el caso y lo presentado a continuación.

Por otro lado, la demanda presentada el 27 de septiembre por Mayorga ante el Tribunal de Distrito del Condado de Clark, contiene 11 reclamos, como agresión, abuso de una persona vulnerable y la imposición intencional de angustia emocional. La demandante describe a su abogado del 2009 como incompetente y a agentes de la ley como insensibles que frustraron su búsqueda de justicia.

Ante esto, a continuación se presentan situaciones hipotéticas, con base en la ley de Nevada, sobre lo que podría pasar con el caso, todas ellas según Michael McCann, analista legal de Sports Illustrated.

Uno de los tópicos claves para toda esta situación y fundamental para la defensa de Ronaldo, es que, en ese entonces, Kathryn Mayorga negoció y firmó un acuerdo extrajudicial con el futbolista.

La anulación del acuerdo

Entonces, según McCann, este acuerdo será clave para que la demanda avance, pues Mayorga deberá convencer a un tribunal para que lo invalideSin embargo, el abogado considera muy complicado que esto suceda.

Primero, porque según él, los tribunales generalmente son reacios en cuestión a un acuerdo firmado y que contó con la representación de un abogado, caso de la demandante. Kathryn ha manifestado que el acuerdo no es ejecutable porque no tenía la capacidad para firmar un contrato ya que no estaba en capacidades psicológicas para hacerlo tras el supuesto ataque. Ante esto, la posibilidad de que una parte considere que un acuerdo es injusto no es motivo suficiente para anularlo y por lo general una parte se siente insatisfecha, lo que es naturaleza de cualquier negociación, apunta el abogado.

Fundamentos para anular el acuerdo

Michael McCann brinda tres posibles fundamentos que pueden hacer que los tribunales cancelen el acuerdo.

Falta de capacidad para celebrar el contrato

En sus declaraciones, Mayorga comentó que se aprovecharon de ella pues era demasiado deficiente mentalmente en el momento de la firma para permitir que un tribunal interprete su firma como consentimiento válido.

En este sentido, los tribunales generalmente consideran si, bajo todas las circunstancias, la parte que buscaba ser liberada del acuerdo era capaz o incapaz de comprender el mismo y sus términos. Leslie Stovall, actual abogada de Mayorga, mencionó para Der Spiegel que debido a la grave lesión psicológica que sufrió su cliente, carecía de competencia necesaria para comprender el acuerdo, el cual fue negociado por su ex abogada, quien decidió no revelar su identidad y es citada como ‘Mary S’.

Por su parte, Michael McCann menciona que los abogados de Cristiano Ronaldo podrían manifestar que, si bien Mayorga pudo haber sufrido depresión y angustia emocional, no estaba tan afectada como para entender los términos del acuerdo cuando firmó, ya que en semanas y meses posteriores al incidente regresó a trabajar y se reincorporó a las actividades sociales de rutina.

Asimismo, los abogados también podrían enfatizar en que en el momento del acuerdo, la supuesta víctima contaba con una abogada, que tenía el deber profesional de explicarle todos los términos.

Influencia indebida y coacción

Otra justificación citada por Mayorga es la influencia indebida y la coacción, a esto se refiere por una situación en la que una parte se involucró en prácticas desleales para engañarla y que aceptara términos que eran claramente contrarios a sus mejores intereses.

Kathryn acusa que Cristiano contrató a un equipo de especialistas en protección de la reputación personal, quienes la orillaron para que firmara. Stovall afirmó que los representantes del futbolista “desarrollaron una estrategia que aprovechó el estado emocional de Mayorga”. Por si fuera poco, la abogada también sostuvo que correos electrónicos muestran que los abogados de Ronaldo discutieron los problemas de salud de la supuesta víctima.

A todo esto, McCann apuntó que los abogados del portugués podrían contrarrestar lo anterior destacando que están obligados a seguir estrategias que beneficien a su cliente. El asesor legal de Sports Illustrated también señaló que no es raro que clientes con medios financieros necesarios contraten a investigadores privados para saber más sobre quien los acusa, lo que no es nada ilegal.

De la misma forma, podrían justificarse con que Mayorga contrató a una abogada, Mary S, que debió haberla protegido de una negociación injusta. Si no lo hizo, quizás debió de haber demandado a su propia abogada por mala práctica, en lugar de demandar al hoy futbolista de la Juventus por negociar un acuerdo favorable.

Ronaldo procuró el acuerdo de manera fraudulenta

McCann considera que el último fundamento que podría tener Mayorga para que el tribunal anule el acuerdo es que, bajo su argumento, el futbolista procuró el acuerdo de manera fraudulenta.

Kathryn afirma que los abogados de Ronaldo retorcieron la verdad durante las negociaciones sabiendo que ella estaba en un estado debilitado, al igual que posiblemente interfirieron con la investigación de la ley. Esto se complementa con sus declaraciones, cuando mencionó que un detective le recomendó no denunciar al futbolista, pues no le convenía.

Así, el experto también afirma que los abogados del lusitano podrían reiterar que ella contrató a un abogado al momento de llegar al acuerdo, por lo que Mary S tenía el acuerdo profesional de examinar todos los términos. En caso de que Mayorga no haya leído o entendido el acuerdo, el fallo debería recaer en su abogada.

En caso de que el caso continúe sin anular el contrato

Si Mayorga logrará persuadir a un tribunal para permitir que el caso continúe a pesar del acuerdo firmado, otro factor importante sería el hecho de los testigos. Durante los hechos, según la presunta víctima, hubo más personas aquella noche en el penthouse del futbolista. Pero, conforme a la ley de Nevada, solo se pueden presentar entre dos y cuatro años después de los hechos, mientras que Mayorga ha demandado nueve años después, lo que sería una desventaja para ella en el caso.

La verdadera preocupación de Ronaldo

Para McCann, la mayor preocupación legal para Cristiano Ronaldo no es la posible anulación del acuerdo o el hecho de que pueda verse obligado a pagarle a Mayorga millones de dólares, sino que podría enfrentar cargos penales por agresión sexual y luego ser extraditado a los Estados Unidos para ser juzgado.

El analista legal de Sports Illustrated reconoce que el tema de la extradición es algo que luce muy complicado porque, en primera, han pasado una cantidad significativa de años tras el suceso. Por lo anterior, los testimonios y/o testigos, así como la evidencia disponible, podrían ser mucho menos convincentes.

Como el Departamento de la Policía Metropolitana de Las Vegas anunció que se ha vuelto a abrir la investigación, los detectives realizarán un seguimiento de la información proporcionada por Kathryn Mayorga, lo que podría desencadenar en el deseo de los detectives por entrevistar a Ronaldo.

En la medida que coopere, según McCann, podría estar dispuesto a responder preguntas por escrito y no en vivo, por lo que los abogados podrían ayudar a Cristiano al momento de responder.

La investigación todavía inicia y el colofón está aún muy lejos, sin embargo, a pesar de que es complicado que el desenlace sea desfavorable para Ronaldo, hoy tiene un tema más que lo mantiene preocupado.

Publicidad