Inicio Internacionales Qué consecuencias puede traer la Luna Artificial de China

Qué consecuencias puede traer la Luna Artificial de China

Hace unos días se anunció que China planea lanzar su propia “luna artificial” en el 2020 para reemplazar la iluminación urbana y reducir los costes de electricidad en las ciudades.  Sin embargo, algunos expertos aseguran que podría generar consecuencias muy peligrosas.  

Vivirán en un atardecer permanente

El satélite, en el que han trabajado durante los últimos años, estará cubierto por un revestimiento reflectante, capaz de devolver la luz del Sol con ayuda de una especie de extensiones parecidas a los paneles solares. De este modo, se conseguirá un brillo ocho veces mayor que el de la Luna real, con el que pretenden ahorrar en electricidad, al prescindir de farolas y otras luminarias.  Su responsable, Wu Chunfeng ha explicado que la iluminación será similar a la de un atardecer.

Personas, animales y plantas entre las más afectadas 

Según ha contado al portal Hipertextual Alejandro Sánchez, astrofísico en la Universidad de Exeter y líder del proyecto Cities at night, con la información se tiene, se puede prever que el área iluminada cambiará radicalmente los ecosistemas presentes.  Por ejemplo, tendrían luz suficiente para realizar la fotosíntesis por la noche, con lo que las plantas cambiarían sus ciclos de crecimiento. Además, podrían florecer antes. Como consecuencia, las especias menos adaptadas al frío se helarían en periodos de bajas temperaturas.

En cuanto a los animales, se ha comprobado que muchas especies se vuelven cada vez más nocturnas, con el objetivo de huir de la luz y la actividad humana. “La oscuridad es su refugio”, advirtió Sánchez.

Si se les priva de la oscuridad, podrían tener dificultades para descansar y alimentarse, poniendo en peligro su supervivencia.  Por otro lado, al vivir en un atardecer permanente, algunas especies crepusculares, como los mosquitos, estarían activas durante muchas más horas, repercutiendo en la salud de los seres humanos.

En cuanto a las personas, tendrán que cerrar las persianas para dormir.  E incluso, vivir con esa luz constante podría provocar problemas de sueño.

En otro momento, Sánchez indicó que con esta nueva fuente de iluminación también podría afectar a los observatorios astronómicos cercanos a la zona.

Publicidad