Inicio Entretenimiento Parafilias sexuales, lo común y lo extraño

Parafilias sexuales, lo común y lo extraño

Las parafilias y el fetichismo tienen que ver con las fantasías sexuales recurrentes y para algunas personas resultan muy excitantes. Gran parte de los fetiches son inofensivos, siempre y cuando no agredan física ni mentalmente a otra persona o ser vivo.

Acomoclitismo: Excitación sexual por los genitales depilados.

Acucullofília: Excitación sexual por los penes circuncidados.

Agorafilia: Atracción por la actividad sexual o el exhibicionismo en lugares públicos.

Amomaxia: Excitación sólo al realizar una relación sexual dentro de un automóvil estacionado.

Asfixiofilia estrangulación erótica: El estímulo es estrangular, asfixiar o ahogar a la pareja durante el acto sexual, con su consentimiento y sin llegar a matarla.

Bukkake: Excitación sexual sólo cuando le eyaculan encima.

Retifismo: Fetiche por los zapatos.

Acrofilia: Personas que se excitan sólo cuando sus parejas son muy altas.

Anastimafilia: Personas a las que les excita el sobrepeso de los demás.

Candalagnia o candaulismo: Ver a la pareja tener sexo con otra persona.
Parcialismo: la excitación por una parte del cuerpo específica, como pueden ser los pies de una mujer usando zapatos de taco alto.

Lo más extraño

Ursusagalamotofilia: usar felpa o botas largas al momento de tener relaciones sexuales, así como buscar personas similares para tener sexo.

Agalmatofilia: atracción por los maniquíes, estatuas y demás objetos estáticos. En este tipo de fetichismo sexual hay distintos niveles, ya que hay personas que roban los objetos para mantener relaciones sexuales con ellos.

Fomicofilia: placer sexual que producen los insectos desplazándose a lo largo del cuerpo y, en especial, por la zona genital. En algunos lugares como Japón es más común el uso de anguilas para estimulación sexual.

Dacrofilia: está relacionada con las lágrimas. Estas personas, se excitan lamiendo o bebiendo lágrimas.

Mecanofilia: Son muchas las personas que se excitan, no sólo con las máquinas imaginándose teniendo sexo, sino que hay personas que tienen sexo con la máquina. Este es, probablemente el fetichismo sexual del futuro.