Inicio Internacionales El Wall Street Journal sale a defender a Bolsonaro

El Wall Street Journal sale a defender a Bolsonaro

El diario económico estadounidense The Wall Street Journal ha sorprendido este miércoles con un editorial en el que defiende al candidato de extrema derecha brasileño Jair Bolsonaro, que ganó la primera vuelta de las elecciones de Brasil este domingo. 

La victoria de Bolsonaro -conocido por sus comentarios favorables a la violencia, machistas y xenófobos- ha caído como un jarro de agua fría en la esfera progresista de América Latina, ya que muchos ya denominan al candidato del Partido Social Liberal de Brasil como el ‘Trump’ brasileño. Un cúmulo de variables han llevado al ultraderechista a dominar la primera vuelta con diecisiete puntos de ventaja sobre su principal rival, el candidato del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad, reuniendo casi cincuenta millones de votos.

Al contrario que la mayor parte de medios internacionales, que han analizado la victoria inicial de Bolsonaro con preocupación, el diario ha publicado una columna de opinión en la que no sólo demoniza al rival de Haddad, al que califica de ser un puro heredero del libro de estilo de Hugo Chávez, sino que hace una defensa radical del candidato ultraderechista.

“Los progresistas a nivel mundial están teniendo un ataque de ansiedad en relación con la casi-victoria del candidato conservador brasileño, Jair Bolsonaro. Después de años de corrupción y recesión económica, aparentemente millones de brasileños creen que un ‘outsider’ es exactamente lo que el país necesita, A lo mejor saben mejor lo que les conviene que el resto del mundo”, comienza diciendo el editorial del WSJ.

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter
The Wall Street Journal basically endorses Jair Bolsonaro in Brazil’s presidential elections, says he’s “a conservative populist who promises to make Brazil great for the first time” & “says politically incorrect things about identity politics that inflame his opponents.” My God.
El medio norteamericano también describe al candidato conservador como “un populista que promete hacer Brasil grande de nuevo”  y que dice “cosas políticamente incorrectas que enciendes a sus oponentes”. Cosas como insultar a numerosas mujeres, entre ellas una periodista a la que califica de “idiota” y a una diputada, Maria do Rosario Nunes, a la que llegó a tildar de “vagabunda” ante las cámaras de televisión.

Bolsonaro, representante de los sectores más conservadores de la sociedad brasileña y quien lidera sobre todo entre los más ricos, también le dijo a Nunes que “no merecía ser violada”, un comentario por el que responde a un juicio en la Corte Suprema.

Bolsonaro también cree que es injusto que solo los criminales vayan armados y no exista la posibilidad de defenderse. Su candidato a vicepresidente, es el general Hamilton Mourão, que no ve claro eso de la paga extra para los trabajadores y el que se atreve a utilizar el término “blanqueamiento de raza” en el último país americano en abolir la esclavitud.

Según la junta editorial del periódico, la crítica que hacen los oponentes políticos a Bolsonaro, nostálgico militar que ha llegado a defender la dictadura militar brasileña. son infundadas, ya que al menos el conservador “no está proponiendo cambiar la Constitución”, al contrario que Haddad.

“Por el contrario, Haddad quiere reescribir la Constitución para incluir una asamblea constituyente, similar a la del modelo venezolano. También quiere cambiar cómo se gestionan los ascensos militares, dando el poder al presidente. Esto parece salido del manual  de Hugo Chávez”, emplazan.

“Mr. Haddad es el candidato escogido a dedo por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que está cumpliendo una condena de 12 años de prisión por sobornos pero continúa siendo un héroe para la izquierda”, han añadido, con sorna.

Por último, el diario, cuyo lema entre otros es el de “análisis en profundidad sin fronteras”, ha concluido la editorial alabando la capacidad del partido de Bolsonaro,  para candidato al frente de las elecciones teniendo en cuenta que el histórico Partido de los Trabajadores cuenta con una base social e infraestructural mucho mayor.

“Después de tanto caos político y corrupción, no sorprende en absoluto que los brasileños estén respondiendo ante un candidato que promete algo mejor”, concluyen. Este mismo domingo, de manera paralela a las celebración de las elecciones, miles de mujeres se manifestaban en las calles de las principales ciudades brasileñas en señal de protesta y rechazo a un candidato cuya carta de presentación, más allá de su claro liberalismo económico, es una ideología caracterizada por un historial de declaraciones racistas, homófobas, machistas, misóginas y xenófobas.

Publicidad