Inicio Salud Aneurisma Cerebral, mal que se disfraza de Migraña

Aneurisma Cerebral, mal que se disfraza de Migraña

La aneurisma cerebral consiste en una protuberancia o dilatación de un vaso sanguíneo cerebral. Ocasionalmente adquiere el aspecto de una cereza que cuelga de la cabeza. La aneurisma cerebral puede ocasionar pérdida o rompimiento y por ende sangrado en el cerebro, lo que se considera como un accidente cerebro vascular hemorrágico.

A menudo el rompimiento de la aneurisma se origina en la zona entre el cerebro y los tejidos delgados que lo recubren. Este tipo de accidente se denomina hemorragia subaracnoidea.

No obstante la mayoría de los aneurismas cerebrales no manifiestan rompimiento, no generan problemas de salud y no producen síntomas. Muchas veces son detectados durante pruebas que se realizan atendiendo otras afecciones.

Síntomas de la rotura de un aneurisma

Se produce un dolor de cabeza repentino e intenso como clave de la rotura del aneurisma, se describe a menudo como el peor dolor de cabeza que puedes llegar a sentir. Los síntomas repentinos son:

  • Dolor de cabeza repentino e intenso.
  • Visión borrosa o doble.
  • Rigidez en el cuello.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Convulsiones.
  • Caída del párpado.
  • Pérdida del conocimiento y confusión.

Aneurisma con filtración

En ocasiones puede filtrar una pequeña cantidad de sangre, esta filtración que se origina como un sangrado centinela puede solamente ocasionar un dolor de cabeza repentino y muy intenso. La rotura mas grave se ocasiona luego de la filtración.

Aneurisma sin rotura

Es posible que surja sin síntomas, si es pequeño mucho más, sin embargo si tiene algo más de tamaño puede ejercer presión sobre los tejidos y nervios cerebrales, provocando posiblemente: dolor arriba y detrás de un ojo, una pupila dilatada, cambios en la vista o visión doble, entumecimiento de un lado del rostro.

Causas

Existe un desconocimiento de las causas del aneurisma cerebral, pero existe una gran variedad de factores que pueden aumentar el riesgo de que se manifiesten, ya que estos factores pueden contribuir a debilitar la pared arterial y a aumentar el riesgo de sufrir un aneurisma cerebral. Son mas frecuentes en los adultos que en los niños y en las mujeres que en los hombres.

Cabe destacar que la mayoría de estos factores de riesgo se desarrollan con el tiempo mientras que otros se presentan en el nacimiento.

Entre los factores de riesgo que se presentan con el tiempo se consideran: edad avanzada, el tabaquismo, presión arterial alta (hipertensión), abuso de drogas específicamente la cocaína y el consumo excesivo de alcohol.

También algunos aneurismas se pueden presentar después de una lesión en la cabeza se consideran aneurisma disecante, también surgen a partir de ciertas infecciones en la cabeza, aneurisma micótico.

shutterstock_401810320© Proporcionado por Impremedia LLC shutterstock_401810320

Entre los factores de riesgos que se presentan desde el nacimiento se encuentran: trastornos del tejido conjuntivo hereditarios, como el síndrome de EHlersDanlos, el cual debilita los vasos sanguíneos, la enfermedad renal poliquística, este trastorno hereditario produce sacos llenos de líquidos en los riñones los cuales suelen aumentar la presión arterial, aorta anormalmente estrecha, malformación arteriovenosa cerebral, antecedentes familiares de aneurisma cerebral.

Es importante que consideres que cuando se rompe un aneurisma, el sangrado tiende a durar unos segundos, pero la sangre puede ocasionar daño directo a las células circundantes, y dañar o matar otras células. Aumenta considerablemente la presión en el interior del cráneo.

Al aumentar considerablemente la presión, el suministro de sangre y el oxígeno del cerebro pueden interrumpirse hasta el punto de perder el conocimiento o incluso puede producir la muerte.

Las complicaciones pueden ser diversas, hasta ocasionarse un nuevo sangrado, un vasoespasmo, hidrocefalia o hiponatremia que es cuando el sodio en la sangre se ve afectado ocasionando el daño de las células cerebrales.

Este rompimiento se convierte rápidamente en una amenaza para la vida de la persona requiriendo tratamiento médico inmediato. Este tratamiento puede ser adecuado si no presenta rotura, y evitarla  a  toda costa en el futuro. Es importante que te informes con la persona encargada de tu caso para que comprendas las mejores opciones para las necesidades específicas de tu caso.

Si te encuentras con alguien que presenta los síntomas es crucial que llames inmediatamente al 911 y lo lleves a cuidados profesionales de inmediato.

Publicidad