Inicio Entretenimiento Un “Beso” que pondría en peligro tu vida

Un “Beso” que pondría en peligro tu vida

Cuando Greg Manteufel, de 48 años, llegó al hospital a fines de junio, su rostro tenía una coloración ‘roja y azul, y comenzó a bajar al resto del cuerpo. Mis brazos, mi pecho, todo cambiaba de color’, dijo.

Inicialmente, el originario de West Brend, Wisconsin, pensó que tenía un caso grave de gripe, pero en su sangre, los médicos descubrieron un tipo de bacteria que normalmente se encuentra en la boca de perros y gatos.

Estas bacterias rara vez enferman a pero la infección de Manteufel, y la respuesta que tuvo su cuerpo, provocaron que los cirujanos amputaran parte de su nariz y sus extremidades, incluidas ambas manos y pies.

‘Solo hagan lo que tengan que hacer para recordó Manteufel que le dijo a sus médicos en el Hospital Froedtert de Milwaukee.

El tipo de bacteria, Capnocytophaga canimorsus, es ‘flora completamente normal de la boca de un perro y generalmente no causa ningún tipo de enfermedad significativa; sin embargo, en el lugar equivocado, en el momento equivocado, en el paciente equivocado… puede provocar infecciones graves, pero muy, muy raramente’, dijo el doctor Stephen Cole, profesor de Microbiología Veterinaria de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Pensilvania.

Cuando las bacterias pasan a los humanos lo hacen a través de mordidas, arañazos u otro contacto cercano con perros y gatos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

En casos raros, pacientes como Manteufel pueden desarrollar sepsis. También una complicación, como le pasó a él, conocida como coagulación intravascular diseminada. En este trastorno se forman coágulos sanguíneos pequeños que pueden obstruir los vasos sanguíneos y bloquear la circulación normal.

‘La infección desapareció bastante rápido; sin embargo, en el proceso desarrolló una mala circulación, un deficiente flujo de sangre en sus brazos y piernas con antibióticos”, dijo la doctora Silvia Munoz-Price, especialista en enfermedades infecciosas que trató a Manteufel en el Hospital Froedtert.

‘Y el flujo sanguíneo era tan bajo que desarrolló un proceso llamado gangrena. Básicamente, el tejido muere y se vuelve azul’, explicó Munoz-Price, también epidemióloga y profesora de medicina en el Colegio Médico de Wisconsin.

Los médicos realizaron múltipleas amputaciones después de que la infección le provocó graves complicaciones a Greg Manteufel.  Froedtert hospital/ Medical College of Wisconsin

Los médicos sabían que no podían salvar sus brazos y piernas. Lo que no sabían era cómo una persona de 48 años, por lo demás sana, se infectó en primer lugar.

Aquellos en mayor riesgo son las personas con sistemas inmunes debilitados, como los pacientes con cáncer y las personas a quienes se les ha extirpado el bazo, según los CDC.

‘Hasta ahora, he sido básicamente la persona más sana Dijeron que era más probable que me sacara la lotería cinco veces seguidas en un día que las probabilidades de que esta bacteria penetrara en mi cuerpo’, dijo Manteufel.

Muñoz-Price reconoció ‘no estamos seguros de cómo fue a parar a su sangre’ y calculó que solo ve un pequeño puñado de casos al año.

Sin embargo, agregó, ‘tenemos la hipótesis de que fue por un lengüetazo de un perro’, porque Manteufel no tenía lesiones obvias y porque había estado en contacto con perros, incluido de 8 años.

‘Probablemente nunca lo sepamos’, dijo.

¿Deberías preocuparte?

‘Tengo un perro. Mucha gente tiene perros, y la mayoría de nosotros nunca tendrá problemas con infecciones relacionadas con nuestras mascotas’, dijo Muñoz-Price.

Cole estuvo de acuerdo: ‘cada vez que tu perro te lame, puedes entrar en contacto con esta bacteria, pero la gran, gran mayoría de las veces, eso no causa ningún problema’.

Según los CDC, se han detectado bacterias Capnocytophaga en hasta el 74% de los perros.

La Capnocytophaga canimorsus no está de enfermedades de notificación obligatoria de los CDC, y por tanto los expertos dicen que es difícil saber cuán raras son estas infecciones. Un informe de 2015 encontró menos de 500 casos confirmados por laboratorio notificados desde 1961, aunque la bacteria no fue nombrada oficialmente como una nueva especie hasta 1989.

Muñoz-Price indicó que ella ve infecciones agresivas como la de Manteufel causadas con mucha mayor frecuencia por bacterias que ya viven en humanos, no en perros o gatos.

Cuando se trata de nuestras mascotas, dice Cole, los beneficios superan con creces los riesgos.

‘Sabemos que las mascotas tienen maravillosos beneficios para la salud. Sabemos que pueden hacernos personas más felices y sanas, siempre que lo abordemos de manera segura’, dijo.

Eso significa practicar una buena higiene con las mascotas, señaló Cole, lo que incluye no dejar que las mascotas se laman abiertas, lavarse las manos y buscar atención médica adecuada para las heridas por mordedura.

‘Odiaría que alguien piense que esta es una razón para renunciar a su mascota’, dijo.

“Siempre amaré a los perros”

Manteufel todavía tiene un largo camino por delante. Después de más de una docena de cirugías, planea usar extremidades protésicas y los médicos usarán cartílago de otras partes de su cuerpo para reparar su nariz.

También ha estado trabajando en rehabilitación para aprender a adaptarse a su nueva vida. Y se creó una página de GoFundMe para ayudarlo con los costos.

Manteufel no recuerda mucho sobre su enfermedad: ‘Estaba un poco ajeno’, dijo, pero desde que hizo pública su historia, otras personas en el país han contado la suya.

‘Nos sorprendió saber que otras personas habían tenido esta bacteria en particular, porque es muy rara, y nunca hemos oído hablar de ella’, dijo su esposa, Dawn. ‘Descubrimos que había dos personas en Wisconsin en la misma situación’.

Con su esposa y su hijo a su lado, Manteufel se centra en mantenerse positivo. ‘Tengo que ser fuerte para ellos, ellos están siendo Tengo que seguir adelante y espero mejorar cada día’, dijo.

Y todavía tiene debilidad por los perros, incluido su pitbull, a quien no responsabiliza de su infección.

‘No pueden dejar de gustarme porque esto sucedió. Siempre amaré a los perros’, comentó. Diario QuienOpina.Com | Honduras.