Inicio Deportes Regreso triunfal del Inter a la Champions

Regreso triunfal del Inter a la Champions

El Giuseppe Meazza volvió a vibrar con el himno de la Champions. La afición del Inter sufrió durante todo el encuentro frente al Tottenham pero terminó exultante, gracias a una épica remontada en los últimos minutos. Un golazo de Icardi levantó a su equipo y un cabezazo de Vecino en el descuento terminó dejando los tres puntos en casa.

El estadio se vistió de gala para su regreso a la máxima competición europea 2380 días después. Con la expectativa creara entorno a este retorno, los locales salieron con mucha ambición en los inicios del encuentro, presionando intensamente la salida de balón de los de Pochettino, que tuvieron más de un susto durante el primer tiempo fruto de los riesgos tomados.

El Inter lograba incomodar a los ingleses pero apenas creaba peligro. Brozovic se convirtió en el timón del conjunto ‘neroazurri’ y sus desplazamientos de balón a las espaldas de la defensa rival se convirtieron en el principal arma de los de Spalletti.

Pese a que el Inter logró dominar el partido durante un buen tramo, el Tottenham empezó a deshacerse de la presión local cambiando su estructura para salir desde atrás. Pocchetino, que había situado un doble pivote con Dembelé y Dier, colocó al futbolista inglés entre centrales, dejando al belga y a Eriksen por delante.

A partir de ese momento, los ingleses encontraron al futbolista danés con más asiduidad y el fútbol del Tottenham empezó a crecer. Eriksen fue el gran protagonista del primer tiempo.

Primero lanzó una falta peligrosa que Handanovic pudo desviar y luego puso un balón milimétrico en las botas de Kane, que se lanzó el balón demasiado largo para regatear al meta local y no acertó a rematar.

La figura del jugador del Tottenham se hizo todavía más grande en la segunda mitad, cuando el talentoso futbolista ponía por delante a su equipo con un disparo lejano que Handanovic no acertó a despejar. Con un contexto ideal a su favor, el conjunto londinense se hizo dueño y señor del partido ante un rival que se desesperaba en cada acción.

La entrada de Lucas Moura terminó de dinamitar el encuentro, pero los visitantes no lograban sentenciar el resultado. Cuando el partido llegaba a su ocaso apareció, casi por primera vez, Mauro Icardi, que debutaba en la competición.

Con el nerviosismo de la grada acechando a los jugadores del Inter, el delantero argentino emergió para poner el empate en el marcador con una volea imparable desde fuera del área. Un golazo a la alcance de muy pocos jugadores.

El tanto del punta cambió al Inter por completo. Los italianos vieron la luz y se lanzaron al ataque en el tiempo de descuento. Pochettino no ayudó a su equipo sacando a Kane del campo por Rose. El Tottenham perdió poderío ofensivo, pero también aéreo, en un momento en el que los de Spalletti apretaban a balón parado.

Precisamente sería en un saque de esquina donde Vecino, con un cabezazo inapelable, pondría al Inter por delante, desatando la euforia en el Meazza. Éxtasis para celebrar un triunfo que por momentos parecía lejano pero que terminó siendo el broche perfecto del regreso del Inter a la Champions League.

Publicidad