El papa Francisco recomendó el lunes silencio y oración para reaccionar ante aquellas personas que buscan el escándalo y la división.

Francisco hizo la recomendación durante su homilía en una misa celebrada en el hotel donde vive en el Vaticano.

El arzobispo italiano Carlo Maria Vigano, ex enviado papal en Washington, sorprendió a los fieles el mes pasado cuando afirmó que Francisco supuestamente levantó las sanciones del Vaticano contra el ex cardenal estadounidense Theodore McCarrick.

Francisco ha dicho que no “dirá una palabra” en relación con las acusaciones de Vigano sobre que Benedicto XVI _durante su papado_ había sancionado a McCarrick, incluyendo a evitar la vida pública, pero que después Francisco supuestamente retiró dichas sanciones.

El pontífice dijo el lunes que la gracia de Jesús ayuda a las personas a discernir cuándo hablar y cuándo “debemos permanecer en silencio”.

En una acción sin precedentes, el papa retiró en julio el rango de cardenal a McCarrick luego de que investigaciones estadounidenses encontraron denuncias creíbles sobre abusos sexuales.

Publicidad