El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, inauguró las fiestas patrias este 1 de septiembre,  que se celebra el Día de la Bandera Nacional.

La ceremonia, que inició desde las 5:00 de la mañana en Casa Presidencial, contó con la presencia de las autoridades del gobierno, Cuerpo Diplomático y fue animado por el ballet folklórico  “Oro Lenca”.

Los actos oficiales para celebrar el próximo 15 de septiembre los 197 años de la independencia también se realizaron en las instituciones de gobierno y el cerro Juana Laínez, ubicado en el Distrito Central.

“En seguridad vamos a ir poco a poco recuperando los barrios, colonias, aldeas y caseríos que aún quedan como reductos de las bandas criminales y de maras y pandilla”, dijo Hernández.

Comentó que para los criminales “se acaba esa fiesta que tanto daño le hecho al pueblo hondureño”.

El mandatario recordó que desde 2006 “los números de homicidios los hemos logrado bajar en más de un 50 por ciento, pero hace falta mucho”.

Al pueblo hondureño y centroamericano, Hernández les dijo que es “prohibido olvidar, jamas tenemos que olvidar qué fue lo que trajo esta tragedia”.

“Hace 12 años teníamos apenas 35 muertes por cada 100 mil habitantes, pero a partir del año 2006 se comenzó a descuidar la seguridad y en cuatro años la violencia se había duplicado”, señaló.

“Tristemente nos calificaron como el país más violento del mundo, eso ya no es así, pero hace falta mucho por avanzar”, agregó.

Respecto al turismo, Hernández apuntó que “estaba dormido, pero hoy el sector turismo representa casi el siete por ciento de nuestro Producto Interno Bruto”.

Publicidad