Tegucigalpa, Honduras.

Los últi­mos conflictos que se han desa­tado en el sector minero de Hon­duras mantiene preocupado al sector empresarial. Creen que existen grupos irregulares que están boicoteando el crecimien­to del país.

El presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Pri­vada (Cohep), Juan Carlos Si­kaffy, mostró su preocupación y dijo que hay una desacelera­ción producto de grupos que ac­túan con fines ideológicos y po­líticos. “Hay una desaceleración debido al crecimiento de la cri­sis postelectoral y que seguimos viviendo. Usted lo puede ver en montón de proyectos de mine­ros, hidráulicos y de energía re­novable parados en el país”, ma­nifestó Sikaffy.

Asimismo, el empresario dijo que por las inversiones paradas hay una gran cantidad de com­patriotas que se están quedando sin empleo, situación que no es justa, ya que este es un grupo de cinco o seis personas que crean estos conflictos.

GRUPOS IRREGULARES

“Esto se está dando por gru­pos irregulares que son movi­mientos políticos que por algu­na razón están boicoteando el crecimiento del país”, aseveró el presidente de los empresa­rios.

Sobre el papel de las autori­dades, Sikaffy dijo que hay que aplicar la Ley y que los opera­dores de justicia tienen que ac­tuar de oficio.

“Tienen que apresar a estos grupos irregulares que son muy reducidos, pero están causan­do la pérdida de trabajo de mi­les de hondureños que sí nece­sitan su trabajo”, afirmó.

DE INTERÉS

La empresa minera de Inver­siones Pinares dejará de in­vertir 300 millones de dó­lares, y al menos 400 em­pleados quedaran sin traba­jo anunciaron que se irán del país, ya que desde hace 42 días hay tomas en este sec­tor de Colón.

Publicidad