Inicio Noticias Nacionales Honduras, Cardenal condena vandalismo de Libre a la Iglesia

Honduras, Cardenal condena vandalismo de Libre a la Iglesia

El cardenal hondureño, Óscar Andrés Rodríguez, condenó acremente este domingo durante la homilía celebrada en la iglesia catedral San Miguel Arcángel de esta capital, el vandalismo provocado por seguidores del partido Libertad y Refundación (Libre), quienes el pasado sábado, 15 de Septiembre, en el desfile paralelo a la festividades de la independencia de Centroamérica, mancharon las paredes de ese templo localizado en el centro de Tegucigalpa.

Señaló que la humanidad y Honduras necesita una nueva orientación, porque no se pueden repetir páginas de la historia como cuando llegaban a saquear los templos “porque con Dios no se juega”.

Prosiguió que lo que han hecho es herir lo más profundo del sentimiento religioso del pueblo hondureño. “Señores guías de esos grupos, reflexionen llevan un camino equivocado y jamás van a llegar al poder, el que se pone contra Dios, fracasa aunque humanamente les parezca que están haciendo un bien, conviértanse, hagan el bien, sigan la palabra de Dios, no esas ideología que solo llevan al dolor y a la muerte”, criticó Rodríguez.

Advirtió que el que siembra violencia, cosechará violencia y el que siembra odio, cosechará odio y así no se puede construir un nuevo país y esas ideologías son gérmenes de injusticia y de sufrimiento para muchos seres humanos.

Destacó el drama de la migración y resaltó que Honduras ya esta recibiendo migrantes procedentes del vecino país de Nicaragua por la represión que está ocurriendo en esa nación producto de una dictarua.

Retomó que aquel que divide al pueblo hondureño, entre amigos y enemigos, está equivocado, nunca va a sembrar desarrollo y nunca va a sembrar paz. “Podemos pensar diferente, podemos tener diferente ideología, pero respetándonos unos a otros y quien no respeta, no merece respeto y hay que orar para que esa gente se convierta, imponerse a toda costa, competir, hacerse valer, no son actitudes cristianas”, recalcó.

Recordó que estamos en la novena de San Miguel Arcángel patrono de Tegucigalpa y no podrá estar el 29 de septiembre día de la fiesta porque tiene que participar en el sínodo de los obispos.

No obstante, pidió que espera que esta ciudad “siga creciendo y desarrollándose, pero no sin Dios, no sin valores, no sin el respeto de cada uno, no con ese vandalismo que es verdaderamente manchar el rostro de nuestra Honduras; hoy inmediatamente a través de los medios de comunicación el mundo se da cuenta, -¿Qué pueden pensar otras personas que desean venir a Honduras?-  dice no, allí no, porque no se respetan ni los valores religiosos”.

Lamentó que ese tipo de vandalismo sucede ante la indiferencia de la autoridad que está para proteger a todas las personas y no dejar la ciudad en manos del vandalismo.

“Ojalá que los dirigentes y los que impulsan ese tipo de reacciones comprendan que están equivocados, que no sigan equivocándose, sino que emprendan el camino de la justicia, de la verdad y del respeto mutuo”, enfatizó.

El prelado también cuestionó que ser importante constituye un deseo irreprimible en los seres humanos, pero Jesús conoce la ambición de poder que a veces nos domina. “Es importante decir la verdad porque el ser humano a veces tiene necesidad exagerada de ser importante, de ser el primero, la ambición solo tiene sentido si la vivimos como una manera de servir nos dice el papa”, señaló.

“El problema es cuando la ambición del poder conduce a una situación en la que una persona se quiere imponer y los demás servir, que uno sea feliz y los demás infelices, que uno sea vencedor y los demás derrotados”, puntualizó el purpurado. Diario QuienOpina.Com | Honduras.