Griezmann fue el futbolista elegido para hablar junto a Deschamps en la previa del Francia-Países Bajos. Y de nuevo, uno de los temas que se pusieron sobre la mesa fue el del Balón de Oro, tras quedarse fuera de la terna final de The Best. El ‘7’ pretende pasar página y dar la importancia justa a ese asunto, al menos mientras avanza la competición.

“Ya veremos… Ya he hablado de eso. No soy yo quien vota, de mí depende continuar con un buen impulso en los próximos meses con la selección y con el Atlético y ya se verá a quién eligen. Por mi parte, se queda en una esquina de mi cabeza. Tengo que pensar en lo colectivo, lo más importante. Si no piensas colectivamente, no se obtiene nada individualmente”, argumentó Griezmann.

Tanto él como Mbappé se sienten aspirantes al Balón de Oro y otro de los deseos de la afición francesa es que su conexión mejore con el paso del tiempo. También lo espera Antoine: “Necesitamos aún más partidos. Tenemos muy poco para jugar juntos. Después, depende de mí trabajar en sus movimientos, en lo que le gusta. Tenemos poco tiempo para trabajar en eso. Veré videos”. Y aprovechó para poner de nuevo en valor a Giroud: “Trabaja para el equipo y nos da libertad”.

Por otro lado, Griezmann podría ser el capitán de Francia en el partido del domingo en París, que servirá para que la afición local festeje junto a sus futbolistas la Copa del Mundo. Los galos jugarán con las dos estrellas por primera vez en Francia. “Lo ideal para que sea una fiesta es ganar”, concluyó el delantero.

Publicidad