Inicio Salud ¿Grasa en los brazos? Estos son los responsables

¿Grasa en los brazos? Estos son los responsables

Dependiendo de factores genéticos, de edad o específicos de la alimentación, las personas pueden acumular más o menos grasa en distintas partes de sus cuerpos. En general, los brazos parecen ser una de las más vulnerables. Según la especialista del Centro Médico Rusiñol, la Dra. María Ángeles López Marín, este fenómeno está directamente relacionado con el consumo de algunos alimentos muy concretos. ¿Quieres saber cuáles son? Sigue leyendo…

Sabemos que son nuestra principal fuente de energía y que sin ellos no podríamos realizar todas las actividades a las que nos enfrentamos en un día cualquiera. No obstante, la doctora recomienda moderar su ingesta, pues las calorías que provienen de ellos y que no quemamos rápidamente se convertirán en grasa y se acumularán en la cara interna de los brazos.

Estas bebidas no solo son poco recomendables por la cantidad de azúcar que suelen contener, sino porque aceleran nuestros ciclos de alimentación (sentimos hambre cada poco tiempo y acabamos comiendo más veces de las que deberíamos), con las consecuencias nefastas que esto tendrá para nuestros brazos. Pierde este hábito cuanto antes.

Y las versiones bajas en calorías tampoco son de gran ayuda. Si no tienen azúcar, ¿cómo crees que consiguen tener el mismo sabor (o uno bastante parecido)? Pues normalmente con ingentes cantidades de edulcorantes artificiales y una concentración de sodio más alta incluso de la que encontramos en las versiones clásicas de los mismos refrescos. Todo esto, por supuesto, se traduce en acumulación de grasa en zonas específicas de tu cuerpo, entre ellas los brazos.

Muchas veces confundimos el chocolate con el cacao, pensando que estamos hablando prácticamente de lo mismo. Nada más lejos de la realidad: el cacao es tan solo un ingrediente más de los dulces y otros productos con chocolate que tanto nos gustan (a veces incluso un ingrediente minoritario), con el que comúnmente se mezclan muchas grasas y azúcares. Si no puedes vivir sin chocolate y quieres tener tus brazos en forma, compra chocolate negro.

Como tantas otras cosas, los embutidos no representan ningún riesgo para nuestra salud ni para nuestra figura si se consumen moderadamente. En caso contrario, sí que pueden tener mucho que ver con las acumulaciones de grasa en la parte posterior de los brazos, particularmente algunos como la morcilla, el salchichón o la mortadela.

Publicidad