Inicio Deportes Todos contra el PSG de Neymar y Mbappé

Todos contra el PSG de Neymar y Mbappé

Vuelve a rodar el balón en la Ligue 1 este fin de semana y lo hace, un año más, con el Paris Saint-Germain como claro favorito a reeditar el título. De hecho, si el PSG finaliza la temporada en cualquier posición que no sea la primera, la campaña liguera será vista como un fracaso en un proyecto deportivo concebido para asaltar Europa y cuyos éxitos domésticos se dan por sentados.

Y no se puede decir que a nivel local ‘les parisiens’ no cumplan con las expectativas. Desde el aterrizaje de Nasser Al-Khelaïfi en el Parque de los Príncipes la temporada 2011-12, el cuadro capitalino ha sumado 20 títulos domésticos de 29 posibles: cinco Ligas, cuatro Copas, cinco Copas de la Liga y seis Supercopas.

Partiendo de la casilla de salida con una ventaja tan manifiesta, todo indica a que el mayor enemigo del PSG – sino el único- se esconde en su propio vestuario. Las fricciones en el seno del tridente Neymar-Cavani-Mbappé ya dio mucho que hablar la pasada campaña y no hay indicios para pensar que la tensión vaya a apaciguarse. Todo lo contrario. El galo regresará al Parque de los Príncipes con más galones que nunca y convertido en un héroe nacional después de comandar a Francia hasta la conquista de su segunda Copa del Mundo.

Gestionar los egos de sus estrellas y potenciar el enorme talento futbolístico de la plantilla será la misión de Thomas Tuchel, nuevo entrenador del PSG tras el adiós de Unai Emery a finales de abril. La del técnico germano es la principal incorporación del club parisino, junto con el fichaje del legendario Gianluigi Buffon bajo palos.

También regresan al club capitalino cinco jugadores cedidos el pasado curso, entre los que destaca el exvalencianista Gonçalo Guedes. En el capítulo de bajas, ‘les parisiens’ vieron partir a siete jugadores, pero ninguno de ellos era titular indiscutible. Yuri Berchiche (Athletic), Javier Pastore (Roma) y Thiago Motta (retirado) son las bajas más destacadas.

Los aspirantes

A años luz del PSG, tres son los clubs llamados a competir por el segundo puesto. El primer aspirante a la plata es el Mónaco, que dirigirá por quinta temporada un Leonardo Jardim que ve altamente improbable reeditar la gesta de 2017, cuando los del Principado cortaron el reinado capitalino en la Ligue 1. “Yo hago la tortilla con los huevos que tengo. El objetivo es estar en el podio”, afirmó el luso.

Y la reciente derrota 4-0 en la final de la Supercopa ante el PSG no hizo más que darle la razón. Los rojiblancos, segundos el pasado curso a 13 puntos del campeón, deberán contrarrestar el baile de fichas (15 bajas y 9 altas) y la marcha de titulares como Lemar, Moutinho, Ghezzal y Fabinho. De entre los fichajes, destaca el del centrocampista ruso Aleksandr Golovin. El exazulgrana Keita Baldé apunta a titular en el extremo izquierdo.

Lyon y Marsella, tercero y cuarto la pasada campaña, no han realizado incorporaciones de renombre, pero han logrado dar continuidad a sus plantillas y conservar a sus estrellas. Un peldaño por detrás estarán el Nantes, el Rennes, el Saint-Étienne, el Burdeos, el Montpellier y el Niza luchando por disputar la próxima Europa League y soñando con los puestos de Champions.

Primer jornada liguera

El Olympique de Marsella volverá a disputar un partido oficial después de perder la final de la Europa League frente al Atlético el pasado 16 de mayo. Con Andoni Zubizarreta en la dirección deportiva, el OM dará este viernes el pistoletazo de salida a la Ligue 1 2018/19, recibiendo en casa al modesto Toulouse.

El sábado llegará el turno del Mónaco, que visitará el campo del siempre incómodo Nantes. El domingo debutarán tres grandes del fútbol galo: Olympique de Lyon, Girondins de Burdeos y Paris Saint-Germain se verán las caras con Amiens, Estrasburgo y Caen respectivamente.

Publicidad