Inicio Internacionales Se acelera en EE.UU. campaña en la que todo gira alrededor de...

Se acelera en EE.UU. campaña en la que todo gira alrededor de Trump

WASHINGTON.- La nueva incógnita electoral abierta en Estados Unidos puede resumirse con los mismos colores de siempre: habrá ola “azul” o “roja”.

Cuando faltan menos de 100 días para las elecciones legislativas, los demócratas apuestan a una “ola azul” en todo el país que les permita recuperar, cuando menos, la Cámara baja del Congreso y, quizá, pelear el Senado.

Los republicanos, a sabiendas de que el oficialismo siempre retrocede en las elecciones legislativas, ponen sus esperanzas en que Donald Trump vuelva a encender a su leal base de simpatizantes. El presidente ya prometió en Twitter: “¡Ola roja!”

Estados Unidos ya ingresó de lleno en una nueva campaña electoral, que definirá el control del Congreso para los próximos dos años, y con ello, la supervivencia de la agenda de Trump y los republicanos, y el destino de la amenaza latente de un impeachment al presidente por el escándalo Rusiagate, si es que los demócratas logran recuperar el control de la Cámara de Representantes.

Decidido a custodiar su presidencia, Trump ha dado ya sobradas muestras de que jugará fuerte durante la campaña.

Su perfil en Twitter ha comenzado a dejar de lado las declaraciones sobre iniciativas o políticas de su gobierno para enfocarse en los ataques a la investigación sobre la injerencia del Kremlin en la democracia norteamericana que dirige el fiscal especial, Robert Mueller, y en impulsar a candidatos republicanos.

Y la Casa Blanca ha preparado una agenda generosa de discursos en actos proselitistas por todo el país para Trump, siempre dispuesto a pararse ante su gente detrás de un atril.

“Mientras haga campaña y/o apoye a los candidatos del Senado y la Cámara de Representantes (dentro de lo razonable), ¡ellos ganarán! Amo a la gente, y ciertamente parece que les gusta el trabajo que estoy haciendo”, tuiteó Trump anteayer.

“Si encuentro el tiempo, entre China, Irán, la economía y mucho más, cosa que debo hacer, ¡tendremos una ola roja gigante!”, cerró.

A menos de 100 días de las elecciones, las encuestas aún brindan una ventaja para los demócratas, pero en las últimas semanas han comenzado a moverse a favor de los republicanos.

El último promedio de sondeos sobre el voto popular del sitio RealClearPolitics cerró la brecha a favor de los demócratas a cinco puntos. A fines de diciembre del año anterior, la ventaja era de 13 puntos.

David Wasserman, uno de los editores del newsletter Cook Political Report, que analiza la contienda por el Congreso, ha indicado que los demócratas necesitan ganar 25 de las 60 bancas que aparecen disputadas para poder recuperar la Cámara baja. Wasserman cree que los demócratas necesitan ganar el voto popular por al menos siete puntos para lograrlo.

¿Podrán los demócratas conseguir esa ventaja? ¿O logrará Trump cerrar aún más la brecha actual?

La carta republicanaTrump y los republicanos cuentan con una gran carta a su favor: están blindados por una economía montada en un auge histórico. El desempleo sigue en picada y ya ha caído hasta el 3,9%, y el último dato oficial reveló una de las realidades más auspiciosas que ha traído la recuperación de la Gran Recesión: el desempleo entre las personas que no llegaron a completar el secundario cayó al 5,1%, el nivel más bajo desde, al menos, 1992, cuando comenzó a medirse ese segmento del mercado laboral.

Fuerte respaldoY el presidente ha logrado amasar una popularidad casi universal en el electorado republicano. La gestión de Trump tiene el respaldo del 41% de los norteamericanos, según el promedio de Gallup, un nivel similar al que contaba Bill Clinton transcurrido el mismo lapso de su primer mandato, en 1994, y por debajo del de Barack Obama, en 2010.

Ambos sufrieron sendas derrotas en sus primeras legislativas en la Casa Blanca. Pero, entre los republicanos, el apoyo a Trump asciende hasta el 89%, y el presidente parece confiado en poder arrear a su base reciclando el libreto de 2016.

Los demócratas cuentan con una base encendida, ansiosa por sepultar la derrota de Hillary Clinton hace dos años y ponerle un cepo a la presidencia de Trump, a la que miran con espanto: solo un 7% de los demócratas la respalda, según Gallup. Las mujeres, en particular, han comenzado a perfilarse como los principales personajes que le dan impulso a la “ola azul”.

Pero los demócratas aún carecen de un líder, y han sido incapaces de construir un mensaje y cerrar la grieta entre el ala progresista, que empuja el partido hacia la izquierda, y el establishment, que aboga por un discurso más moderado, a tono con la visión heredada de los Clinton y Barack Obama.

Esa puja ya ha despuntado en las primarias, y promete acompañar a los demócratas aun cuando hayan terminado de contarse todos los votos de las próximas legislativas.

Unos comicios que tendrán varios récordsUn número récord de mujeres candidatas

Quizás impulsadas por varios gestos machistas del presidente Donald Trump, este año hay un número récord de mujeres que se postulan para cargos en las elecciones de mitad de término en Estados Unidos. En total hay 78 mujeres que aspiran a ser gobernadoras de algún estado norteamericano. Además son 472 las mujeres que buscarán una banca en la Cámara de Representantes, y 57 las que aspiran a ingresar al Senado. Si se comparan ambas cifras con los comicios de 2012, el último año con una gran cantidad de mujeres candidatas, en aquel momento hubo 298 aspirantes a la Cámara baja y 36 para el Senado

Muchos postulantes del colectivo LBGT

También es un número récord la cantidad de candidatos homosexuales, lesbianas, bisexuales o transgénero. Para los comicios de noviembre hay más de 400 aspirantes de ese colectivo para los cargos legislativos. Se trata de un número récord, según quienes rastrean esos datos. La mayoría son del Partido Demócrata, y varios están trabajando incluso con propuestas con un mensaje más amplio que la habitual agenda sobre los derechos de los homosexuales

Importante presencia de las minorías raciales

Otro grupo que incrementó su presencia en estos comicios es el de las minorías raciales. Según el Comité de Campaña del Congreso Demócrata, hay 14 candidatos pertenecientes a minorías raciales entre los casi 60 respaldados por el partido en las carreras más competitivas de la Cámara de Representantes. De esos 14, nueve candidatos de minorías raciales se postulan en distritos con mayoría de población blanca

La tendencia histórica en mitad de término

Históricamente, el partido del presidente suele perder terreno en las elecciones de mitad de término. En las últimas 21 oportunidades, el oficialismo perdió un promedio de 30 escaños en la Cámara baja y cuatro bancas en el Senado. En solo dos ocasiones el partido del presidente sumó escaños en ambas cámaras. Para estas elecciones, los últimos sondeos indican que en la Cámara baja los demócratas superarían en alrededor de tres puntos a los republicanos, 51% a 48%

Publicidad