Inicio Entretenimiento Sadomasoquismo…¿perversión o delicia prohibida?

Sadomasoquismo…¿perversión o delicia prohibida?

Todas hemos leído “50 Sombras de Grey”, esa historia en la que una chica se enamora de un hombre guapo, rico y exitoso, pero que gusta de practicar BDSM. 

Trasladándonos de la fantasía a la realidad, el BDSM, el cual se deriva del sadomasoquismo y el bondage y se trata de la obtención de placer usando crueldad y/o dominio.
Las siglas BDSM significan:
B- Bondage
D- Disciplina y dominación
S- Sumisión y sadismo
M- Masoquismo
A pesar de que mucha gente lo hace, hay toda una serie de reglas y restricciones que deben seguirse para tener una experiencia placentera y que no suceda una tragedia, todos recuerdan lo que le sucedió a la chica alemana que no hizo bien las cosas.
En este artículo te contamos un poco sobre esta práctica y algunas cosas básicas que debes saber:
Lo que debes saber:
Las prácticas más comunes dentro de el BDSM son el bondage atamiento, cera derramada sobre el cuerpopinzas colocadas en zonas súper sensibles como los pezones y las ingles, por ejemplo, sumisión y humillación ritual, flagelación erótica, dominación ecuestre que la otra persona te monte mientras tú estás en cuatro patas y prácticas de sexo extremo, como ‘fisting’ práctica en la que una persona le introduce un puño en la vagina a la otra o la conocida ‘golden shower’, en la que la mujer le orina encima al hombre.

El BDSM tiene ciertos símbolos y prendas que son importantes para su práctica, como el collar de sumisión. Éste simboliza la entrega y puede ser tan sofisticado como se quiera.
Es importantísimo, en la práctica del BDSM, el uso de una palabra de seguridad, la cual, cuando se dice, indica que el dominador debe parar porque le está haciendo daño real y no puede aguantar más.

La vestimenta es también muy importante para la práctica del BDSM. Materiales como el látex, cuero y vinilo son los más utilizados. Las mujeres también pueden portar prendas como ligueros, medias de red o corsés.

La gente que gusta de practicar esto, llama al resto de la sociedad “vainilla”, por considerarlos de gustos ligeros en el sexo.
Dentro del BDSM, se dan mucho los juegos de rol, en los cuales la pareja asume diferentes personajes. Uno de los más comunes es el de feminización, en la cual la chica obliga a su hombre sumiso a vestir ropa de mujer.

El sadomasoquismo parte de dos palabras, sadismo cuando una persona disfruta de castigar a la otra y masoquismo cuando una persona disfruta ser maltratada por la otra.

La disciplina se refiere a las personas que disfrutan la flagelación erótica. Esto consiste en el uso de la mano o algún instrumento como un látigo o una vara para golpear las naglas o alguna otra parte del cuerpo.

Si tu fantasía es practicar el BDSM, te recomendamos que hables abiertamente con tu pareja al respecto y exploren en internet para obtener más información. Practicarlo en la ignorancia es poner en riesgo tu salud y tu vida.

Publicidad