Inicio Internacionales Ortega, oposición busca destruir Nicaragua para tomar el poder

Ortega, oposición busca destruir Nicaragua para tomar el poder

Con ocasión del 40 aniversario del asalto al Palacio Nacional que inició la debacle de la dictadura de los Somoza, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dio este miércoles (22.08.2018) un discurso ante miles de partidarios, en el que aseguró que la oposición busca destruir la economía del país con las protestas contra su Gobierno, las que comenzaron el 18 de abril.

“Quieren ver destruida a Nicaragua porque creen que de esa manera van a conseguir el poder”, denunció el mandatario. “Ahora por culpa de los malvados, no se les puede llamar de otra manera, hemos tenido que recortar el presupuesto. Por culpa de los malvados han quedado muchos sin empleo”, dijo Ortega tras reconocer que debido a la crisis, entre otras consecuencias, llegan menos turistas al país.

Según Ortega, desde que retornó al poder en enero de 2007, tras gobernar de 1985 a 1990 y coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1985, sus detractores promovieron una “ola tenebrosa de destrucción” y ahora están pidiendo a Estados Unidos que aplique sanciones económicas contra Nicaragua. Por ello, tildó de “vende patrias, traidores, peleles, Judas” y “sembradores de destrucción” a los que han pedido esas sanciones.

Llamado a recuperar la paz

Al grito de “asesinos” y “fuera los golpistas” por parte de sus seguidores, Ortega expresó que no tenía “ninguna maldición” contra quienes le adversan, pero dijo que estos “tienen una conducta destructiva” y “que ese no es el camino para la felicidad de los nicaragüenses, es el camino al infierno”. Agregó que Nicaragua crecía en economía, erradicaba la pobreza y era un país con “una seguridad extraordinaria” hasta que estalló la crisis el 18 de abril. No obstante, aseguró que su Gobierno saldrá “de esta ola tenebrosa de destrucción”.

El mandatario hizo un llamado a sus seguidores a “recuperar la paz” para retomar la productividad, pero también a estar unidos y vigilantes. Minutos antes de la aparición de Ortega, el exguerrillero sandinista Edén Pastora, funcionario del Gobierno, confirmó que el presidente fue quien ordenó la llamada “Operación limpieza” ejecutada por policías y paramilitares que dejó gran cantidad de muertos, desaparecidos y detenidos.