Selena GomezKylie Jenner o Taylor Swift son estrellas millennials más que dadas al uso de las redes sociales, pero no toda su generación de celebrities se siente por la labor de hacer lo mismo. El mejor ejemplo, Emma Stone.

La actriz de La La Land explica ahora en una entrevista por qué no tiene perfil en algunas de las principales plataformas y qué tiene que ver su estilo con ello. Se lo cuenta a su amiga Jennifer Lawrence en una conversación publicada en la revista Elle: “No creo que fuera a ser positivo para mí. Si la gente puede lidiar con esa clase de escaparate en la esfera de las redes sociales, bien por ellos”.

En la siguiente pregunta que le hace Lawrence, la actriz también habla sobre la inseguridad que tuvo con su estilo hace unos años. Teniendo en cuenta el papel tan importante que juega lo visual en plataformas como Instagram hoy en día, puede que su opinión al respecto también esté relacionada con su decisión de mantenerse alejada de las redes: “Hace un par de años, lo pasé mal porque sabía que estaba bajo escrutinio por mi aspecto”.

Stone llegó a la conclusión de que no importaba lo que la gente dijera. Si no estaba segura de lo que llevaba puesto, qué importaba que otra gente también lo pensara. “Así que no es algo en lo que piense más de la cuenta ahora mismo”, añade Stone. “Pero en otro momento, si me encontraba mal por alguna razón, me molestaba mucho más escuchar a la gente hablar sobre ello”.

La actriz cumple 30 años en noviembre y Lawrence no ha dejado pasar la oportunidad de saber qué piensa Stone ahora que va a pasar la frontera. “Creo que la amistad es prácticamente todo. Y otra cosa de pasar los 30 de la que me he dado cuenta: tú eliges a tu familia. Te das cuenta de que tus amistades, la gente con la que llegas a estas nuevas fases de tu vida, son las que has elegido para que sean tu familia”.

“Cuando era una adolescente, estaba en un momento genial”, sigue Stone. “Después, como veinteañera, perdí el hilo. Muchas cosas cambiaron y sentí que cualquiera que fuera la capa protectora que había antes, la máscara que te haces para ti mismo, el esta es mi personalidadesta es quien soy, se rompió en pedazos. La estructura de mi vida cambió tanto que no sabía cómo entender a mi nueva versión, ¿sabes? Mis padres se divorciaron y pasé por todas estas cosas cuando mi carrera de verdad estaba empezando. Todo pasó al mismo tiempo”.

Pasada esa fase, Stone afronta ahora una etapa muy diferente de su vida: “Es extraño lo mucho que cumplir los 30 cristaliza tu vida. En vez de simplemente vivir los sueños que tenía en mi juventud y hacer el trabajo que amo y hacer amigos y pasar por todo eso… es como que, ¿y ahora qué quiero hacer de verdad como adulta?”.

Publicidad