Inicio Deportes La locura del debut de Cristiano con la Juventus

La locura del debut de Cristiano con la Juventus

Caos, euforia, pasión y locura.

El primer partido de Cristiano Ronaldo con la Juventus tuvo todos los elementos para quedar guardado en la memoria de los más de 5.000 aficionados que abarrotaron el estadio de la pequeña población de Villar Perosa, de solo 4.000 habitantes.

En el tradicional encuentro que sube el telón de la temporada de la “Vieja Señora” del fútbol italiano, un amistoso contra la Juventus B, el cinco veces ganador del Balón de Oro anotó su primer gol con la camiseta bianconera antes de cumplirse el minuto ocho del partido y dio una asistencia en la cómoda victoria 5-0 a favor del primer equipo.

El astro portugués fichó el pasado mes de julio por el club más laureado del fútbol italiano tras abandonar el Real Madrid después de nueve años en la capital española.

Los restaurantes y bares del pueblo no dieron abasto ante la expectativa generada por la presencia de Ronaldo, a quien le pedían con canticos “tráenos la Champions League”.

El partido tuvo que ser abandonado después de 72 minutos cuando los aficionados invadieron el campo, comportamiento que se repite cada año y se ha convertido en una tradición.

Una vez controlada la marea de personas, los jugadores regresaron al terreno de juego para firmar autógrafos y posar para fotografías, aunque la pasión en algunos casos hizo que se produjeran situaciones como la que le ocurrió al defensor Leonardo Bonucci, de regreso al equipo tras un año en el Milan, a quien le quitaron el uniforme y lo dejaron en ropa interior.

“Ahora el mejor equipo del mundo tiene al mejor futbolista del mundo”, declaró John Elkann, presidente de Fiat, la compañía automotriz fundada por la familia Agnelli, dueños de la Juventus.

“Es genial ver lo natural que se ve él con la camiseta blanca y negra y lo bien que encaja en nuestro equipo”.

“Villar Perosa permite la unión de la familia juventina. Este es un momento irrepetible, único para la Juventus, para todos que aman al Bianconeri”, agregó sobre el tradicional partido que organiza cada año la familia Agnelli desde 1955.

El equipo B ganó el primero de ellos 3-2, pero no ha podido vencer a la primera plantilla desde 2005.