Inicio Internacionales Irán desafía a Estados Unidos y saca sus buques de Guerra al...

Irán desafía a Estados Unidos y saca sus buques de Guerra al Mar

108

En las próximas semanas, la creciente tensión entre Estados Unidos e Irán podría pasar del campo a la retórica al de la acción. Al menos esto se desprende de la preocupación que demuestran ciertos funcionarios estadounidenses frente a la posibilidad de que los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (en la práctica, el brazo militar del país) ensayen un ejercicio naval, el cual piensan podrían implicar un mensaje encubierto. 

El presidente iraní Hasan Rohaní ofrece un discurso durante una ceremonia en Teherán. La tensión entre EE.UU. e Irán se incrementa. / EFE© clarin.com El presidente iraní Hasan Rohaní ofrece un discurso durante una ceremonia en Teherán. La tensión entre EE.UU. e Irán se incrementa. / EFE

En concreto, el temor que recorre al Departamento de Estado y el Pentágono es que este ejercicio militar en el golfo Pérsico sea una forma de Irán de demostrarle a Washingtonque es capaz de bloquear el acceso al estrecho de Ormuz, un delgado tramo que vincula el golfo Pérsico con el Mar Arábigo por el que se estima circula el 30% del crudo mundial.

[[EMBED:GMAPS-PLACE/Strait+of+Hormuz]]

“Somos conscientes de que las operaciones navales de Irán se han intensificado en la zona del golfo de Omán, el estrecho de Ormuz y el golfo Arábigo. Seguiremos monitoreando la situación, y continuaremos trabajando para asegurar que la libertad de circulación y el flujo comercial se mantengan en aguas internacionales”, declaró a la CNN el capitán William Urban, vocero principal del Comando Central estadounidense.

De acuerdo a EE.UU., Irán ha logrado armar una flota de más de 100 barcos, la mayoría de los cuales son embarcaciones de circulación rápida. El ejercicio podría contar además con la participación de elementos aéreos y terrestres, como ser misiles defensivos en las costas y aviones. Se estima que cientos de tropas estarán involucrados en el ejercicio, y que hasta algunos miembros de otras fuerzas iraníes podrían ser de la partida.

Un tramo vital para la economía mundial

Si bien el estrecho de Ormuz no es más que un delgado conducto marítimo, su importancia para el tráfico naval es clave desde hace varios siglos. Es el tramo por el cual se comunican el Océano Índico y los golfos Arábigo y Pérsico. Previo a la aparición de los imperios navales europeos de los siglos XV y XVI, fue el canal mediante el cual la porcelana china y las especies llegaban de Oriente a Asia Central y Europa.

En la actualidad, el estrecho separa a Irán de Omán y los Emiratos Árabes Unidos, dos países que tienen fuertes vínculos con Estados Unidos y Arabia Saudita. Todo el tráfico naval de los países de la región convergen en este canal, incluyendo el crudo y el gas natural que exportan Irán, Irak, Kuwait, Bahrain, Qatar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. Junto con el estrecho de Malacca en el sudeste asiático, es el mayor “punto de estrangulamiento” para el comercio mundial de crudo.

Gran parte del crudo mundial pasa por el estrecho de Ormuz. / AP© clarin.com Gran parte del crudo mundial pasa por el estrecho de Ormuz. / AP

El estrecho se convirtió en un punto estratégico durante la guerra entre Irán e Irak en la década del 80, ya que ambos países intentaban hundir los barcos petroleros del otro. Si bien el tráfico naval no se interrumpió durante el conflicto, la peligrosidad del asunto derivó en un alza masiva de los seguros que estos barcos deben sacar, lo que llevó a un incremento en los precios de la nafta en todo el mundo.

Interpretando señales

A pesar de que no ha habido ninguna amenaza directa por parte de Irán, son varias las razones por las cuales EE.UU. sospecha de este ejercicio militar.

El aumento en la retórica hostil de Teherán para con Washington ha aumentado en los últimos tiempos, una derivación esperable luego de que Donald Trumpabandonara el pacto nuclear que en su momento habían logrado Obama y varios países europeos. Los dardos verbales que se tiran el magnate y el gobierno de Hassan Rohani son evidencia de que la animosidad es real.

Otra cuestión a tener en cuenta es que este tipo de ejercicios militares, si bien no son infrecuentes, ocurren por lo general mucho más tarde en el año, y jamás involucran despliegues tan grandes.

El ejercicio llega en un momento en el cual EE.UU. sólo cuenta con una embarcación militar de porte en la zona, el USS The Sullivans. Desde hace tiempo que Washington está tratando de que otros países en la región, en especial Arabia Saudita, se comprometan a mantener abierto los canales marítimos del golfo Pérsico, de cara a la retórica cada vez más incendiaria de Teherán.

Una de las razones por las cuales esto preocupa tanto a Estados Unidos es que Irán no necesita gran poderío militar para desestabilizar el tráfico en la zona. Con barcos pequeños y de gran velocidad, minas acuáticas y submarinos, es capaz de ocasionar daño a los grandes buques petroleros que pasan por allí.