Inicio Economia Honduras, Puerto Cortés avanza hacia certificación ISO 45001-2018

Honduras, Puerto Cortés avanza hacia certificación ISO 45001-2018

Operar un puerto demanda los más altos estándares de calidad en salud y seguridad ocupacional, razón por la cual todo el equipo que forma parte de Operadora Portuaria Centroamericana (OPC), se esfuerza y dedica muchas horas de trabajo para lograr sincronizar y estandarizar sus acciones. La terminal ahora avanza hacia la certificación ISO 45001-2018 Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo.

OPC actualmente cuenta con las normas ISO 9001 (2015), ISO 14001 (2015) y la OHSAS18001 (2007), todas en sus últimas versiones, las cuales certifican no solamente el proceso productivo de la empresa, si no también todas las áreas que de alguna manera impactan en el servicio que brinda OPC, incluyendo servicios estandarizados de excelencia a los usuarios y clientes de la terminal portuaria, proveedores, autoridades, y a la comunidad en general.

Este año, OPC avanzará hacia la certificación ISO 45001-2018 en Sistemas de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo. Esta certificación cuenta con un enfoque adicional en el tema de bienestar laboral, además, garantiza la compatibilidad con las otras normas con las que OPC cuenta, y facilita la implementación e integración en un sistema de gestión, aportando valor a los usuarios de Puerto Cortés.

Para el Director General de OPC, Mariano Turnes, mantener una certificación reconocida a nivel internacional en las áreas de Salud y Seguridad Ocupacional como la OHSAS es un reto constante que supone una mejora continua en la identificación de riesgos, la aplicación de controles, y la concientización del personal sobre la seguridad en las operaciones y actividades que se desarrollan, por ello es importante avanzar.

 “La relevancia de pasar de OHSAS a la norma ISO 45001-2018 obedece a la creación de un ambiente sano, y de compromiso al trabajador como el elemento más importante dentro de la organización. Además, genera beneficios relacionados al liderazgo y responsabilidad corporativa, motivación e involucramiento de los trabajadores, y fomenta la cultura de seguridad y salud en el trabajo. Esta certificación tiene un componente preventivo, por tanto, asegura las operaciones que se realizan en la terminal, colocando a Puerto Cortés como un referente a nivel regional”, aseguró Turnes.

Valmir Araujo, Gerente Comercial Senior, agregó que un pilar fundamental dentro de las normas es la constante comunicación y retroalimentación con las partes interesadas, para lo que se elaboran encuestas de satisfacción y otros controles como reuniones frecuentes con autoridades, gremios, actores privados, entre otros, trabajando en equipo con el objetivo de hacer eficiente la cadena logística.

El ejecutivo comentó que OPC mantiene una certificación adicional, pero complementaria, llamada Protección de Buques e Instalaciones Portuarias (PBIP), que se enfoca en la seguridad física y garantiza la protección dentro de la terminal. Así mismo se cumple con la normativa: Código International Maritime Dangerous Goods (IMDG), que proporciona los lineamientos vigentes que regulan el transporte de mercancías peligrosas vía marítima, estableciendo las disposiciones aplicables a cada sustancia.

OPC es la única terminal de la región que posee la iniciativa Container Security Initiative (CSI por sus siglas en inglés), que permite que los contenedores con destino a Estados Unidos lleguen pre-registrados, lo que implica un riesgo menor frente al Servicio de Aduanas de ese país y por ende menores costos para las cargas en destino.

“Por medio de su metodología de mercancía peligrosa, la empresa revisa y mantiene registros de la misma, así como de posibles contaminantes al medio ambiente, exigiendo la documentación y requisitos aplicables, como es el caso de sustancias que dañan la capa de ozono y efecto invernadero”, indicó Araujo.

Araujo aseguró que estas certificaciones impactan en el proceso productivo de la empresa, en el servicio a clientes y proveedores, y en la relación de las autoridades con la comunidad en general. “El impacto en el proceso productivo es positivo, ya que ayuda a definir claramente objetivos, metas y planes de acción de manera armoniosa y fluida a las diferentes áreas, cada una contribuyendo a la satisfacción del cliente interno y externo, además de analizar los riesgos, y su forma de mitigarlos”, manifestó Araujo.

Mariano Turnes finalizó diciendo que, “OPC opera bajo políticas internacionales de seguridad industrial, y cumple con los más altos estándares internacionales, lo que les permite velar por el bienestar de los colaboradores, y demostrar la capacidad y talento del personal que labora en OPC”.

Aseguró que Puerto Cortés es hoy en día el único Puerto del CA-4, y uno de los pocos Puertos a nivel global, que cuenta con estas 3 certificaciones integrales.

La empresa está convencida que operar bajo la plataforma SGI asegura el avance en los procesos, logra una mejora continua, y posiciona a Puerto Cortés como la mejor opción en el Atlántico Centroamericano, y con un grado de competitividad similar al de cualquier puerto de nivel internacional.