Tegucigalpa, Honduras.

La Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) tiene en la mira todo el movimiento financiero para la construcción de un moderno sistema de transporte, que las autoridades municipales de ese momento prometieron que comenzaría a funcionar desde hace unos cinco años, pero continúa sin tener ni pies ni cabeza.

Aparte de la construcción de un modelo traído de Brasil, tienen en la lupa investigativa, las diferentes modificaciones que se le realizó en la última administración municipal, que justifica que por razones de ordenamiento vial la corporación modificó el proyecto.

La investigación sobre este proyecto del moderno transporte -que aún hoy está solo como “monumento”- está bajo la coordinación técnica y jurídica de los fiscales adscritos a la Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (FETCCOP), en un trabajo conjunto con los agentes del departamento de Investigación de los Delitos en contra de la Administración Pública de la ATIC.

QuienOpina.Com consultó con una fuente del Ministerio Público, que informó que la investigación está orientada a perseguir una supuesta malversación de caudales públicos, que quedará reflejada de una manera más contundente con la culminación de una auditoría forense, que realiza la ATIC sobre el fallido proyecto.

Los analistas y peritos financieros de la ATIC han trabajado en la auditoría durante más de un año, en los respectivos y minuciosos análisis a la extensa documentación financiera del proyecto.

En ocasiones anteriores los agentes y fiscales han realizado acciones de inspección en la obra.

“También se investiga sobre las modificaciones que se realizaron en los últimos cuatro años de gestión de las actuales autoridades, que continúan al frente de la municipalidad”, precisó la fuente.

Agregó que, “tanto la administración de quien ejecutó la obra y que está sin funcionar, desde que se culminó hace más de cinco años”.

MÁS DE CINCO SECUESTROS

Por más de cinco ocasiones, los agentes de la ATIC se han presentado a las instalaciones de la municipalidad capitalina a inspeccionar y a secuestrar documentación relacionada a los fondos que se utilizaron para la construcción de la obra.

Entre lo secuestrado por los agentes se encuentra la documentación soporte de cada uno de los movimientos financieros y hacia dónde fueron a parar.

La rotonda y la plaza fueron construidas para bajar el alto congestionamiento provocado por la obra original del Trans-450 en Miraflores.

De la misma forma, se secuestró documentación sobre las modificaciones que se le han hecho a la obra del Trans-450, en la pasada administración, la justificación para realizar las mismas, de acuerdo a los informes y documentación soporte de cada una, es que “son necesarias para el ordenamiento vial en la infraestructura de Tegucigalpa”.

“Las investigaciones se continúan haciendo, desde hace más de un año, estamos trabajando en el caso, principalmente en la auditoría general para mostrar la supuesta malversación que se pudo haber cometido”, expresó la fuente.

Dentro del expediente se cuenta con las declaraciones de más de 30 personas. Además de los decomisos de documentación en las empresas licitantes para la ejecución de la obra, por eso la ATIC tiene todo el proyecto en una oficina, bajo análisis de los peritos.

BULEVAR CENTROAMÉRICA

Una de las modificaciones más obvias, de acuerdo a lo que explicaron los fiscales a cargo del caso, es la realizada sobre el bulevar Centroamérica, que conecta a la colonia Miraflores y la Kennedy, donde removieron el cemento hidráulico para realizar el túnel y la rotonda que conduce de Tres Caminos a Las Colinas.

Hace cinco años los capitalinos esperan estrenar el sistema de transporte rápido masivo.

En la entrada a la colonia Miraflores de la capital, fue construido un paso a desnivel que modifica totalmente la obra, esta es otra de las investigaciones de la ATIC sobre el Trans-450. Cabe recordar que esta era una de las dos rutas del sistema de bus rápido.

De igual forma, la construcción del tramo justamente en la entrada a la colonia Kennedy que cuenta con un túnel de acceso a la misma, también sufrió modificación en la segunda y tercera entradas con un retorno vehicular en cada una de ellas. Además, la entrada a la colonia Las Palmas.

En otros carriles del Trans-450, que cuentan con modificaciones y obras, está el paso a desnivel que se construye a inmediaciones del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Así como, la entrada a la residencial El Trapiche cuyo carril de ida y de regreso de las supuestas unidades del proyecto de transporte, también cambió.

Además, está la construcción de otro retorno que al inicio no estaba contemplado en los planos de construcción del proyecto sobre el bulevar Suyapa, a inmediaciones del edificio Torre Libertad.

Nuevamente la caseta ubicada frente al estadio Nacional, se encuentra sin concluir, la obra está paralizada y sirve como guarida de delincuentes, de basurero y de orinadero público.

La ATIC investiga también la concesión del transporte rápido.

Es de mencionar que, en abril del año pasado, el Estado de Honduras realizó el pago del préstamo de 30 millones de dólares que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó para la construcción del servicio de transporte rápido en Tegucigalpa, conocido como Trans-450.

El millonario préstamo del BID para el inconcluso proyecto Trans-450 asciende a más de mil 236 millones de lempiras.

Ante la situación, analistas y capitalinos señalan que detrás de la ejecución podría estar una red de corrupción, la cual fue denunciada por miembros de la sociedad civil, pero la FETCCOP actuó de oficio en la investigación de la misma.

DATO

Este proyecto fue desarrollado a un costo que supera los 1,236 millones de lempiras durante la administración de Ricardo Álvarez, actual designado presidencial.

La investigación está en poder de la Fiscalía Especial para la Transparencia y el Combate a la Corrupción Pública (FETCCOP) bajo el expediente 1469134075-2016.

PORTAVOZ DE LA ATIC
Dos años de investigación y decomisos de expedientes

El pasado 27 de julio, agentes de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) ejecutaron acciones de inspección y secuestro de documentos en la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC), como parte de una ampliación a las investigaciones que se realizan en el caso del proyecto de infraestructura vial conocido como “Trans- 450”.

La Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (FETCCOP), del Ministerio Público (MP), abrió de oficio una nueva línea de investigación por la destrucción de una parte de la obra, en el sector de Miraflores, por lo que ya son dos las administraciones municipales vinculadas a una serie de expedientes.

Los agentes de la agencia élite del MP realizaron las acciones en el marco de la operación “Dragón VII”, que se desarrolló a nivel nacional.

En 2016, la FETCCOP ejecutó acciones en las instalaciones municipales, donde se secuestró documentación así como las computadoras de la unidad ejecutora del proyecto Trans-450, por las diferentes irregularidades en la ejecución de la obra en la administración del actual designado presidencial Ricardo Álvarez, en el período 2010-2014.

La obra no fue finalizada por el exedil y se le heredó a la administración edilicia del también nacionalista Nasry Asfura.

Otra de las polémicas que surgió tras conocer que se realizaría el proyecto de transporte, es la concesión por más de 18 años de operación del sistema bajo la administración del sector del transporte, específicamente en la ejecución de la flota de buses.

Jorge Galindo, portavoz de la ATIC, expresó que “estas acciones se vienen gestando desde el año pasado, donde se comenzó con el secuestro de documentos y decomisos en la sede del proyecto de ejecución del Trans-450 de importantes expedientes de los contratos que se suscribieron con algunas empresas para la construcción del tramo bulevar Centroamérica”.
A principios de 2017, la ATIC ordenó una inspección física y técnica de los tres tramos que comprende el proyecto de bus rápido Trans-450, pero, además, una investigación “de oficio por la destrucción del tramo”, detalló.

Publicidad