El plan operativo de la Empresa Energía Honduras (EEH) para atender los daños que se puedan presentar producto de la temporada de lluvias, ya está listo, así como más de 230 cuadrillas, entre livianas y pesadas, que estarán atentas las 24 horas, los siete días de la semana.

A nivel nacional, la EEH tiene 46 ingenieros encargados de inspeccionar las labores de atención de las cuadrillas y más de 30 especialistas a cargo del Centro de Operación de Incidencias (COD), donde se reciben los reportes y se asigna al personal de emergencia para atender las incidencias.

La labor está respaldada por los operadores expertos del Centro de Control de Distribución (SCADA), responsable de la supervisión, control y adquisición de datos de la red de distribución de energía eléctrica.

Las ramas de los árboles sobre la línea, componentes dañados por las descargas eléctricas y objetos extraños que con el viento caen sobre el tendido eléctrico, son las principales causas que provocan la interrupción del servicio en la temporada de lluvias y vientos.

La coordinadora de comunicaciones de EEH, Alejandra Rodríguez, expresó que en julio “las cifras demuestran que a un cliente en promedio se le fue el servicio por fallas, mantenimientos y otras razones 1.3 veces al mes, en contraste de 2.01 veces en julio de 2017; como se ve, hay una mejora continua y es por eso que se sigue trabajando”.

Publicidad