Tegucigalpa, Honduras.

La encargada de negocios de la embajada de Estados Unidos, Heide Fulton, pidió al Congreso Nacional, que analice las consecuencias de reformar el artículo 184 del Código Procesal Penal.

El artículo antes mencionados tiene que ver con la prisión preventiva.

En un tuit que publicó, la diplomática reiteró su apoyo a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH).

Fulton, en su publicación, cita que seguirá de cerca las decisiones que realiza el Poder Legislativo, con respecto al referido artículo.

Reforma al artículo 184

La declaraciones de la encargada de negocios de la embajada de Estados Unidos, se derivan del comunicado público, emitido recientemente de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH).

En este documento la MACCIH dio a conocer su preocupación por la iniciativa de ley introducida en el Congreso Nacional, orientada a reformar el artículo 184 del Código Procesal Penal.

De ese modo, la MACCIH asegura que dicha reforma “debilitaría la respuesta penal a delitos graves”.

Por lo que invita a la población a reflexionar sobre esa reforma que se pretende hacer.

En el documento, la misión de la OEA declaró su preocupación por la intención del Legislativo en reformar ese artículo.

La MACCIH analiza que la pretendida modificación tendría como consecuencia el debilitamiento de la respuesta penal a graves delitos cometidos.

Entre ellos, los de homicidio, asesinato, femicidio, tráfico de drogas, secuestro, asociación ilícita.

Se une a la lista: extorsión, robo de vehículos, violación y lavado de dinero.

Peligro de fuga

la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) indica que  en caso de ser aprobada posibilitará que acusados de esos delitos queden en libertad.

Lo anterior, aumentaría las posibilidades de fuga de los imputados por dichos delitos.

Así como también realizar maniobras para hacer desaparecer los bienes producto de las actividades criminales por las cuales sean procesados.

Además, traería el riesgo de la práctica de nuevos delitos.

El artículo 184 del Código Procesal Penal tuvo originalmente el objetivo de garantizar la vida. Así como también la seguridad, integridad física, libertad personal, cita el texto del comunicado.

Al igual que permitía fortalecer la lucha contra la violencia, el tráfico de drogas, la corrupción y otros delitos graves.

Por otro lado, enfatiza que para hacer frente a problemas graves y a hechos extraordinarios de violencia, corrupción e impunidad, son justificadas la adopción de medidas extraordinarias.

La MACCIH recuerda que delitos como el de lavado de activos están asociados a otros crímenes graves.

De igual forma,  el tráfico de drogas, la actividad de organizaciones criminales y la corrupción institucionalizada, cita el texto.

Igualmente recuerda que una reforma de similar contenido se aprobó por el Congreso Nacional. Y vetada por el Presidente de la República en 2016.

Para finalizar, la MACCIH hace una exhortación a la sociedad hondureña a reflexionar sobre las consecuencias de la pretendida reforma.

Publicidad