Tegucigalpa, Honduras.

El titular de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Lisandro Rosales, dijo  que en algunos sectores del país hay problemas serios por la escasez de granos básicos y pérdida de cultivos por lo prolongado del período de canícula.

A raíz de las pérdidas ocasionadas por la sequía, los alcaldes del sur de Choluteca y Valle determinaron una declaración de emergencia, señaló.

Añadió que a través del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) y organismos nacionales e internacionales, se ha procedido a identificar cuál es el porcentaje de pérdidas de los cultivos y la amenaza que hay sobre la seguridad alimentaria de la población a la que se les están dando asistencia para su subsistencia

Agregó que hasta el momento no hay indicios de que pueda ocurrir una hambruna en las zonas afectadas por la sequía provocada por el veranillo o la canícula, no obstante, indicó que se deben tomar todas las precauciones para evitar enfrentar una dificultad.

Se está haciendo un monitoreo en escuelas y centros de salud en las áreas afectadas para establecer si hay dificultades en el crecimiento y desarrollo debido a la falta de alimentos, apuntó.

El funcionario finalizó que hay 41 municipios que presentan mayor severidad a consecuencia de la sequía y otros 117 donde hay un nivel medio de pérdida de cultivos donde ya se está trabajando en la entrega del bono agrícola productivo.

Publicidad