Inicio Economia Honduras, Crecimiento económico caería de 3.8% a 3.6%

Honduras, Crecimiento económico caería de 3.8% a 3.6%

La economía hondureña cerrará el año con un crecimiento del 3.6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), menor al 3.8 por ciento que se había estimado, según la revisión del Programa Monetario (2018-2019) presentada ayer en el Banco Central de Honduras (BCH).

Esa desaceleración obedece a factores externos y domésticos como menores precios del café, alza del barril de combustibles refinados, normalización de las tasas de interés en Estados Unidos y efectos de la sequía.

Pese a la reducción proyectada, el crecimiento del PIB hondureño será el mejor a nivel regional, tras el desplome de proyecciones en Nicaragua, donde de 5.0 por ciento bajará a 1.5 por ciento.

Hasta antes que iniciara la crisis política en abril de este año, la economía nicaragüense era la que más crecía en Centroamérica y el Caribe, exceptuando a Panamá y República Dominicana que se expanden arriba del 6.0 por ciento.

Según analistas, los niveles de crecimiento que muestra la economía hondureña no reducen la pobreza porque son contrarrestados por el aumento poblacional, pero es positivo crecer en un entorno negativo marcado por inestabilidad política, fenómenos climáticos y caída de precios de las materias primas.

FLUJOS EN ALZA
El presidente del BCH, Wilfredo Cerrato, explicó que las remesas familiares crecerán del 4.3 al 8.0 por ciento, dado el dinamismo de la economía estadounidense y la caída del desempleo entre la comunidad latina.

En valores absolutos se espera que esos flujos cierren en 4 mil 652 millones de dólares, eso fortalecería la economía hondureña y ratifica la previsión que hizo el Fondo Monetario Internacional (FMI) en las reuniones regionales recientes celebradas en Tegucigalpa.

Asimismo, se espera que el déficit fiscal baje de 3.2 a 2.6 por ciento en relación al PIB, por menor endeudamiento y ajuste en las finanzas públicas, pero se contraerá la construcción pública al caer del 1.9 a 12.3 por ciento negativo.

Se prevé que la Intermediación Financiera o la actividad bancaria continúe liderando el crecimiento con 6.1 por ciento, ligeramente menor a años anteriores cuando ocupó entre el 8 al 10 por ciento.

La manufactura bajaría de 4.1 a 4.0 por ciento; agricultura de 3.9 a 3.5 por ciento; el comercio también se reducirá de 3.7 a 3.6; la construcción privada bajará de 8.7 a 8.6, mientras que los pronósticos de inflación se mantienen invariables en 4.0 por ciento con un margen de tolerancia de más o menos un punto.

Por el lado del comercio exterior, se espera un crecimiento de 1.4 a 2.1 de las exportaciones por ventas de productos agrícolas, industria y bienes de transformación; y de 6.5 a 7.2 en las importaciones.

El directorio del BCH señaló en el informe que la economía hondureña ha mostrado una moderación en su crecimiento en el transcurso del 2018. Parte de este comportamiento, responde a factores específicos de demanda, principalmente por la moderación de la inversión pública.

En este contexto, se prevé un rango de crecimiento económico para el bienio 2018-2019, ubicándolo en 3.6 por ciento a 4.0 por ciento. Al primer semestre, se registraron mayores ingresos de divisas por remesas familiares, exportaciones de algunos productos agrícolas, industriales y de bienes para transformación o la maquila, respecto a lo esperado.

RESERVAS Y DEPÓSITOS
Se revisó al alza las proyecciones de exportaciones de bienes y remesas familiares para el cierre del 2018, lo que se reflejaría en un menor déficit en la cuenta corriente de la Balanza de Pagos.

Así, se espera un saldo de reservas internacionales que permita continuar alcanzando una cobertura superior a 4.5 meses de importaciones de bienes y servicios, ayudando a preservar la posición externa del país.

Pero los depósitos del sector privado en el Sistema Financiero alcanzaron una tasa inferior a la esperada previamente, en línea con el menor dinamismo de la actividad económica en comparación a un año atrás.

Las proyecciones de crecimiento del crédito al sector privado se mantienen, considerando las medidas del gobierno, orientadas al financiamiento de las principales actividades productivas y construcción de vivienda. En materia de depreciación, el presidente del BCH recordó que a la fecha el lempira se ha deslizado menos del 1.8 por ciento y que de acuerdo a las expectativas de los agentes económicos, la devaluación estaría cerrando en alrededor de un 3.2 por ciento.