Omoa, Cortés, Honduras.

Una vez oficializada la adhesión de El Salvador a la Unión Aduanera con la firma del Acuerdo de Corinto, el representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Eduardo Marqués Almeida, manifestó que ese organismo “apoya a Honduras en la hoja de ruta de generación de empleo, cadenas productivas y comercio”.

El Acuerdo de Corinto puso en vigencia a partir de la fecha la Unión Aduanera entre los tres países del Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador).

El convenio fue firmado por los presidentes de Honduras, Juan Orlando Hernández; de Guatemala, Jimmy Morales y de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén.

Un acuerdo

El representante del BID apuntó que “esto es la consagración de un acuerdo que empezó desde 2014 y tiene mucho futuro. Hoy estamos hablando sobre el presente, que es la incorporación de El Salvador a la Unión Aduanera”.

El paso a seguir es incorporar a los demás países de la región, lo que tendrá un impacto muy significativo en el comercio, generación de empleo e inversiones, afirmó Marqués Almeida.

Agregó que “Honduras será un gran favorecido con este acuerdo”.

La adhesión de nuevas cadenas productivas como las de alimentos, de maquila y otros sectores serán los favorecidos en el nivel de la exportación, ejemplificó.

Además, habrá mayores ingresos para la agricultura, el comercio y otros rubros, acotó.

OCTAVA ECONOMÍA

“El BID está dispuesto a apoyar para que la región se convierta en la octava economía más grande y fuerte de Latinoamérica”, resaltó el representante del BID.

La Alianza del Triángulo Norte de Centroamérica será la meta para “seguir apoyando estos esfuerzos”, agregó.

“Particularmente en Honduras, el BID está colaborando con asistencia técnica y en el avance en la hoja de ruta del progreso de la Unión Aduanera”, finalizó.

Publicidad