Inicio Economia Honduras, Azucareros mantienen venta de energía barata a la ENEE

Honduras, Azucareros mantienen venta de energía barata a la ENEE

Tegucigalpa, Honduras.

Ejecutivos de la industria azucarera hondureña garantizaron que mantendrán la venta de electricidad a base de biomasa a los precios más bajos del mercado, en el contexto de un compromiso de oxigenar la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) en plena temporada de verano.

“La industria azucarera nacional entrega la energía más barata a la ENEE, un precio entre 5.3 y 5.4 centavos de dólar el kilovatio hora”, indicó el directivo de la Asociación de Productores de Azúcar de Honduras (APAH), Mateo Yibrín.

El industrial explicó que esa electricidad se genera con materia prima nacional a base de biomasa, que es la fibra o el bagazo de la caña reutilizado mediante calderas de alta presión, de última tecnología, hasta que se transforma en energía renovable.

Según la fuente, los ingenios le entregan a la estatal eléctrica hasta 120 megas durante 8 y 9 meses del año. “Son contratos que están vigentes y que se respetan por la industria azucarera, pese a ser precios excesivamente bajos”, agregó Yibrín.

“Qué bueno que esa energía está dando cierto oxígeno, la Empresa Nacional de Energía Eléctrica la compra a ese precio y la vende a 20 centavos, es una ganancia fuerte para la ENEE”, refirió el directivo de la APAH.

Una de las ventajas de la biomasa, es el ahorro de divisas debido a que es materia prima nacional, en cambio las plantas térmicas operan con derivados del petróleo importados que impacta en las reservas internacionales del Banco Central de Honduras, concluyó Mateo Yibrín.

Biomasa o abreviatura de masa biológica, es la cantidad de materia viva producida en un área determinada de la superficie terrestre, o por organismos de un tipo específico. El término es utilizado con mayor frecuencia en las discusiones relativas a la energía de biomasa, se refiere, al combustible energético que se obtiene directa o indirectamente de recursos biológicos.

La energía de biomasa que procede de la madera, residuos agrícolas y estiércol, es la fuente principal de energía de las zonas en desarrollo.

Publicidad